lunes, mayo 07, 2007

Más amapolas


Ya encabecé una entrada con una foto de amapolas, pero mi LaUge me ha mandado otra tan preciosísima que no tengo mas remedio que ponerla aquí. Estas cosas se pueden ver en Vallecas, mal que le pese a Ramsés-Gallardón.
Me voy corriendo a comprar unos metros de cadena para encadenarme a un árbol del Paseo del Prado con la Tita von Pilsen. En este momento, es mi ídolo. (como cualquiera que consiga pararle los pies al tunelador mayor del reino)

5 comentarios:

Francisca dijo...

¡Qué atractivas resultan! El contraste del color rojo con el verde y la luz intensa del sol. Es una imagen vital.

La Uge dijo...

Están en la c/Convenio, en Madrid, barrio de Vallecas, junto a las vías del tren. Parece impensable que en Madrid ciudad haya floraciones espontáneas tan fantásticas.

Cigarra dijo...

Para mi es un acontecimiento reseñable la visión de la primera amapola cada año. Es cierto que no son las primeras flores, y que mucho antes hay una floración que nos pone sobre aviso, la de los almendros y otros frutales, pero las amapolas son el triunfo definitivo de la primavera.
Además me gustan por lo efímeras. No merece la pena cortar una amapola, se marchita en el acto. Su esplendor sólo dura si las dejas donde están, para que las disfruten también los demás; Y no se eclipsan unas a otras, como las rosas, sino que se refuerzan y cuantas más se juntan en un lugar, mas resplandecientes aparecen todas y cada una. Nunca me había parado a pensar todo esto. Gracias por hacerme caer en la cuenta.

La Uge dijo...

Coge un buen puñado de amapolas cerradas y mételas en agua. Se te abrirán en casa. Lo mismo pasa con la flor de la jara.

Cigarra dijo...

Francisca, he intentado entrar en tu blog y no lo consigo ¿qué ha pasado?