domingo, diciembre 31, 2006

Estuvo muy bien...

Y no me refiero al año que acaba, que tampoco ha sido como para tirar cohetes, sino al concierto del día 29 con el coro Talía en el Auditorio, que salió precioso y lo disfrutamos a lo loco.

La verdad es que sonó estupendamente, y yo, personalmente disfruté como un guarro en un charco, perdonando el modo de comparar. Estuve bailando todo el tiempo. Para llevar el compás cuando cantabamos, y cuando no cantábamos, porque era imposible tener los pies quietos con ese ritmazo que mantuvo incesantemente la orquesta, pero sobre todo esa percusión que tenemos que son auténticos virtuosos. Era digno de verse, toda la fila de sopranos y contraltos sentaditas, tan modosas con la manos sobre la carpeta en el regazo... y todas las carpetas dando saltos al compás de la música porque todas estábamos bailando sentadas, moviendo los pies aún sin querer.

En fin, que el año termina, con sus buenos y malos momentos. Recordemos los buenos, olvidemos los malos, y deseemos que el año que empieza se porte bien con nosotros.
Aunque el año no tiene la culpa de nada, y somos nosotros los que tenemos que conseguir que cada día sea algo que merezca la pena; nada de grandes propósitos, dan mucho mejor resultado las pequeñas buenas intenciones, si somos capaces de mantenerlas.

Así que, un poco menos de pan en las salsas si estamos gordos, algún cigarrillo menos cada día si fumamos, menos perfeccionismo si somos unos estresados, algo más de exigencia de calidad si somos unos "manga ancha", algo más de cuidado con los que nos rodean, si queremos sentirnos cuidados, y en general, antes de salir de un sitio, mirar atrás a ver si se queda mejor o peor que cuando entramos allí.

Y sobre todo, disfrutar con las pequeñas cosas porque la redonda moneda de oro del año nuevo, hay que irla cambiando en las monedas de plata de los meses, las monedillas de las semanas, la calderilla de los días.. y ese gasto es el que hay que cuidar.

Despido el año con un verso de José López Ruíz, con el que él nos felicitó alguna vez las navidades;

UN AÑO MAS

Gracias, Señor, por dejarme
que crea que el tiempo pasa
sin ver que el tiempo es la orilla
y que la vida es el agua.

Gracias, el año que viene
si puedo darte las gracias,
el mar estará más cerca
la orilla a mayor distancia,

yo pensaré que ha pasado
un año, que el tiempo avanza,
que estoy en la misma orilla
mirando correr el agua...

José López Ruiz (1906 - 1973)

FELIZ 2007

miércoles, diciembre 27, 2006

Esto no dura nada...

Pues si, ya vinieron y ya se fueron.

¡Qué barbaridad, qué deprisa pasa todo!

Pero estuvo muy bien, disfruté mucho de tener a mis niñas en casa, y aunque se me ha quedado la casa como un campo de Agramante, ha merecido la pena. Sólo siento que al final se me olvidó meterles la lata de fabada en la maleta. Bueno, así tengo un pretexto para darme una vueltecita por allí, a llevársela.




Y para que se vea cómo es mi Cayi de creativa, vease el nacimiento que montó en su habitación con tres botellas de distintos tamaños, algúna bayeta y paño de cocina, y tres imperdibles bien puestos. Observese la decoración del arbolito. Como no tenían adornos navideños, lo han decorado con sus collares y pendientes. Esto es lo que tiene estudiar diseño, que se te ocurren estas cosas.

jueves, diciembre 21, 2006

Felicitación Navideña



Ayer, viendo la recopilación de imágenes que TVE nos ha servido con motivo de sus 50 años, meditaba sobre el hecho de que las imágenes mas señaladas por los votantes como las mas impactantes y dignas de ser recordadas, sean casi en su totalidad, de tristeza y muerte:
El asesinato de Miguel Angel Blanco, la destrucción de las Torres Gemelas, el secuestro de Ortega Lara , el asesinato de Tomás y Valiente (ya les vale, a los asesinos de ETA. Tienen el vergonzoso honor de estar presentes en tal cantidad de imágenes horrorosas de nuestra vida, que ya pueden estar orgullosos, los hijos de p.) Es un hecho innegable. Son imágenes que, por desgracia recordaremos todos.

Pero hace años yo felicité las Pascuas a mis amigos con una carta, que, visto lo visto, me parece que viene al caso otra vez. Así que os la mando a todos, y que pasemos todos unas buenas Navidades


Queridos todos:
...yo me planteo: ¿qué se celebra en Navidad? ¿No se trata de recordar que hace dos mil años hubo un ser humano capaz de transformar las vidas de millones de personas sólo dialogando con sus amigos acerca de cuál debía ser la actitud de los unos hacia los otros? Él mismo fué traicionado antes de morir,y su mensaje ha sido distorsionado, manipulado, tergiversado hasta la saciedad a lo largo de esos dos mil años.
Pero lo fundamental sigue ahi: el ser humano necesita luchar día a día, dentro de sí mismo y en su entorno, contra la ira, la violencia, la injusticia, el deseo de sojuzgar al prójimo y aprovecharse de él; y para eso, sigue vigente el valor de la paradoja suprema, cargada de una potencia inexplicable:
la mayor fuerza reside en la indefensión de un recién nacido (llámesele el Tao, si se quiere),
no hay esperanza para la humanidad sin compasión (llémesele budismo, si se quiere),
sólo respetando y venerando la vida que late en cada brizna de hierba y en cada insecto tendremos el derecho de llamarnos humanos (llámesele panteismo o ecologismo, si se quiere).
Le demos el nombre que le demos, los que creemos que en estas fiestas hay algo realmente valioso que festejar, no debemos ceder el terreno a nadie; ni a los que nos quieren hundir en la desesperación destrozando una vida tras otra, ni a los que nos quieren hacer creer que lo más importante es comprar mucho de todo, comer como heliogábalos y vestirnos de lamé dorado y pajarita para tomar las uvas.
Así pues, os felicito y os requiero para que defendais y difundais esta felicitación: nos felicito porque hoy han nacido un montón de niños; nos felicito porque tenemos amigos que nos necesitan y a los que necesitamos; nos felicito porque hace un frío que pela, pero luego vendrá la primavera; nos felicito porque alguien nos ha dado las gracias al cederle el paso en una puerta; nos felicito porque el café del desayuno estaba calentito y reconfortante; nos felicito porque algún equipo de médicos en algún hospital, le está salvando la vida a alguien con un trasplante; nos felicito porque a alguien mañana le tocará la lotería y disfrutará como loco con sus amigos; nos felicito porque tenemos a quien querer y que nos quiere; nos felicito porque todos somos capaces de hacer que alguien alguna vez se alegre de habernos encontrado.
Y deseo que este año esté lleno para todos nosotros de innumerables ocasiones de felicitarnos por todo eso y mucho mas que se os pueda ocurrir.
Así, pues, FELICES PASCUAS Y PROSPERO 2007

miércoles, diciembre 20, 2006

Qué nochecita.

He dormido fatal, pero es que se veía venir. Y no se le puede echar la culpa a mi otra mitad porque el pobre esté algo acatarrado y "respire fuerte", porque eso también le pasa otras noches y yo duermo como los mismos ángeles.


Digo que se veía venir, porque a quién se le ocurre irse a la cama después de haber estado viendo en televisión a dos seres de los que quitan el sueño a cualquiera:






1º, Mª Antonia Iglesias. Siempre recuerdo a mi bienamado jefe Usechi que me decía "Tu existes porque tiene que haber de todo". Pues bien, esa es la mejor descripción que se puede hacer de esa señora que se considera periodista y es la cosa mas vocinglera, maleducada, cerril, tendenciosa y desagradable que se pueda uno encontrar en una tertulia. Yo comprendo que tiene que haber de todo, pero ¿por qué nadie la invita a una tertulia? A mi me interesaba el tema del debate, había gente de todo tipo, y cada cual intentaba decir lo suyo con mayor o menor respeto por los turnos y las opiniones de los otros, pero esta especie de kamikaze de la palabra imposibilitaba cualquier diálogo, interrumpía constantemente con la peor falta de respeto y voceaba como verdulera de la peor especie; hace parecer educados a Jesús Mariñas y Karmele Merchante. En fin, que me echó del programa.






2º y la segunda, en pleno plexo solar. Pone uno a Buenafuente para reirse un ratillo, y ¡trae al Ruiz Gallardón! mi "bête noire" por excelencia, el sujeto al que más veces he deseado que se pille los dedos con el cajón de la mesa por ladrón, y me lo encuentro en mi televisión vendiéndonos lo bonito que está dejando Madrid con nuestro dinero, a fuerza de meternos la mano en el bolsillo hasta el codo, y dejarnos entrampados para los próximos 40 años. ¡Dios le confunda!


Habrán visto ustedes que ya han retirado la campaña publicitaria de "Qué pasaría si nunca pasase nada". Algún asesor espabilado le habrá dicho lo que opinamos los madrileños de lo que deseamos que le pase a él, a ser posible cuanto antes. Yo como poco, pienso con delicia en la escalinata central de la Casa de Correos (que ha usurpado ¿con qué derecho?) y lo imagino rodando escaleras abajo con resultado de varias fracturas, nada grave, sólo que "se vaya gastando en botica , lo que tú me has hecho padecer" como dice la zarzuela.


Así que imagínense que noche.

martes, diciembre 19, 2006

Gritos y susurros


Vas tu tranquilamente, por la mañanita, regocijándote de ir en un coche con calefacción y música incorporada, pensando que ni Luis XV en todo su esplendor disponía de esas comodidades (sobre todo porque de alguna manera te tienes que consolar de haberte levantado con los gallos y andar con la lengua fuera para fichar a tu hora), y pones radio Clásica para que las lenguas viperinas de las diferentes tertulias no te amarguen ese ratillo de paz, ese disfrute de los primeros rayos de sol sobre los árboles del Retiro, la bruma sobre el Cerro de los Angeles, allá a lo lejos, y otros placeres visuales matutinos.

Y entonces suena una musiquita encantadora, que has cogido ya empezada. Y empiezas a hacer apuestas contigo mismo: puede ser del Padre Soler o de Scarlatti. Pero ¿y si es Boccherini? La verdad es que no suena tan español, lo mismo es un Haydn de los primeros tiempos. En fin, que vas pendiente de que digan de quién es. Y al terminar, efectivamente, sale el locutor con un chorro de voz espléndido "Acaban ustedes de escuchar a la Academy of San Serenin del Monte, dirigida por Periquito Pi, con el solista Juanito de los Palotes, interpretando la sonata para clave en Re menor, Opus 27 y medio, de pfszz...." y ahí, precisamente, se le acaba el aliento al desgraciado, dice el nombre del autor con un susurro inaudible, y nos deja sin saber lo que mas interés teníamos en conocer.

¿Es que no hay nadie que le diga que no se hace así ? ¿que se puede coger aire en medio de una frase? ¿que nos da igual el número de Opus, y si era en Re menor o mayor, pero queremos saber QUIÉN lo compuso? ¿Dónde está esa señora tan simpática que oficiaba en estos últimos tiempos antes de las 9 de la mañana?

En fin, que esto no es vida.

lunes, diciembre 18, 2006

En el Auditorio

Así de satisfechos nos quedamos después de cantar
la 9ª Sinfonía de Beethoven en el
Auditorio Nacional de Madrid, el 17 de octubre de 2006.
(el que me encuentre tiene premio)

viernes, diciembre 15, 2006

Festina Lente


A medida que me voy haciendo vieja, voy estando mas de acuerdo con Doña Ulpiana de Castro, madre de mi Tía Laurita. Esta señora, una belleza decimonónica, madre de 11 hijos, tenía una manera suave y pausada de fluir por la vida. En cierta ocasión en que se hallaba acompañada de dos de sus hijas, cosiendo plácidamente junto a la ventana, en su casa de Serrada, se le acabó el hilo, y como ya iba viendo algo peor, le pidió a una de ellas que le enhebrase la aguja. La hija (no estoy segura de si era la misma Laura, o Santica, o quizá Elvirita) diligentemente, pasó el hilo por el ojo de la aguja y se la tendió enseguida. Y la madre, sorprendida le dijo: "¡Huy! Hija mía, no me gusta que hagais las cosas tan deprisa!"

(Había que oírselo contar a mi madre, que imitaba perfectamente el acento vallisoletano y la manera lenta y parsimoniosa de hablar de toda la familia Medina Castro)


Muchas veces he escuchado y he meditado sobre esta anécdota y lo que revela ¿Hay alguien en nuestros tiempos que no viva corroido por la prisa y que no considere una virtud en si misma la acción rápida, incluso en vacaciones?


¿Nos hemos dado bien cuenta de hasta qué punto están cercanas la prisa y la violencia?

Cuando nos dejamos llevar de la impaciencia (y quién no lo hace a menudo) ¿Nos damos cuenta de cómo nos provoca irritación contra el prójimo, mal humor y a menudo mala educación?


Ya lo decía mi santa madre: "La impaciencia es la peor forma de la mala educación" (Y cuando la quemaban demasiado añadía: "la jodía prisa...")


Afrotunadamente, en algunos lugares alguien se está moviendo (despacito, como es aconsejable) en contra de la prisa:



Y en algunos lugares de España alguien lo está secundando:







Así que, como el movimiento se demuestra andando, demostremos, moviendonos despacito, lo saludable de mirar a la prisa como una enemiga de nuestro humor, nuestra salud y nuestro disfrute de la vida.


O como escuché decir un día a una madre, apremiando a sus hijos: "Vamos, vamos, que es gerundio"



miércoles, diciembre 13, 2006

Fecha memorable

Pues como quien no quiere la cosa, tal día como hoy hace una jartá de años nos conocimos mi santo y yo.

Estaba yo con Rosina Pelos de Fuego ni mas ni menos que en California 21 (ya ni existe, ahora es una tienda de zapatos), y entro un compañero de Facultad de mi hermana Ana, que se llamaba Teodoro, (por aquel entonces todavía no se había transmutado en Mateo) y que iba acompañado de un chico alto y flaco con bigote, que no me pareció mal, y que tenía unas manos muy bonitas. Y nos presentamos mutuamente a las amistades, tomamos unos cafés, y luego cada mochuelo a su olivo.

La cosa fue que unos días más tarde se les ocurrió pensar en llamarme para la fiesta de fin de año de sus amigos en Valdilecha, en casa de un tal Fernandito, y como a los del Coro de SMySB ya me los tenía muy vistos, y me apetecía cambiar de aires, pues allá que me fui a conocer gente nueva.

Y que si unos cines y algunos cafés, en esas llegó la Semana Santa y me invitaron a ir a Gandía, a un apartamento que tenía su amigo Eliseo.

Y aquí nos tienen, con dos hijas y una hipoteca.

Hay que ver, las vueltas que da la vida.

Para que luego digan que San Antonio no sabe hacer bien las cosas.

martes, diciembre 12, 2006

Peste de frío



No ha hecho más que empezar y ya estoy hasta las narices del frío. Y nunca mejor dicho, porque las narices es una de las partes de mi anatomía que peor lleva lo del frío. Cuando ya estaba consiguiendo salir del catarrazo que agarré en Viena (que ahí perdono el bollo por el coscorrón. Viena bien vale un catarro) pasé tanto frío ayer en esa Biblioteca de mis pecados que Dios confunda, que ya estoy otra vez con las narices goteando, la garganta doliente y los oídos taponados. Me he despertado a las seis de la mañana con tal ataque de compasión de mi misma, que sólo he juntado fuerzas para ir a trabajar apelando a mi fortísimo sentido de la responsabilidad y profesionalidad. (Ya que no me lo dice nadie...)

Así que odio el invierno, discrepo violentísimamente de los que dicen que les gusta que haga frío, y no veo mas que inconvenientes a esta época del año:
- hay que forrarse de ropa para salir a la calle, con toda esa parafernalia de guantes, bufandas, gorros, abrigos;
- no se seca nunca la ropa, incluso cuando no llueve;
- hacer la cama es un incordio, con lo facil que es estirar una sábana en verano;
- los días son cortos y tristes;
- salir de la cama por la mañana es un dolor;
- el coche arranca mucho peor, y no digamos nada cuando ha helado y tienes una capa de escarcha en el cristal;
- no se puede salir a la calle con el pelo mojado porque te coges un pasmo;
y lo peor de todo:
- enganchas un catarro tras otro cuando no son cosas peores, tipo gripazo o bronquitis.

Que no me vuelva a decir el Tío Julito que a él el invierno le estimula, porque a mi a lo único que me estimula es a meterme en la cueva como los osos, y no salir hasta el mes de marzo.

Lo único bueno del invierno es la Navidad, los villancicos y que vienen los Reyes.

Bueno, y para que no digan que soy extremista, le reconozco algunas cualidades estéticas al invierno. Hoy estaba muy bonito el Retiro desde la calle Alfonso XII, con el sol naciente dando por detrás de las ramillas de los árboles que ya van perdiendo las hojas. Y el sábado, en Villavieja de Lozoya, estaba la tarde preciosa. Pero me basta con verlo en foto
Cuando me jubile me voy a vivir a Canarias, ea.


lunes, diciembre 11, 2006

Corrección mínima

No tiene mayor importancia, pero hago constar que el verso de Itaca no lo envió Jorge, sino su santa, Doña Trini. No es que yo crea que D. Jorge no sea capaz de apreciar la poesía de Kavafis, pero tengo que decir, honradamente, que me sorprendió ligeramente el envío, ya que no abunda en esa clase de mensajes. Sus comunicaciones (que no prodiga, por cierto) suelen tener un carácter mas práctico. Agradezco desde aquí a Trini su aportación y animo a todos a mandar cosas así de bonitas.
Muchas gracias.

jueves, diciembre 07, 2006

Sobre los blogs

Pido disculpas por ponerme tan pesada hoy y hacer dos entradas, pero es que llega a mis manos el ultimo número de la revista "Novática" de la Asociación de Técnicos de Informática, y en las páginas 68 a 73 dedica su espacio habitual "Sociedad de la Información" a los Blogs.
Y no puedo resistir la tentación de copiar algunas citas entresacadas del texto:

Definiciones de Blog:
"Un blog es cualquier cosa que se parezca a un blog" (Víctor Ruiz, Six Apart)
"Una herramienta de publicación(web) para tontos" (Alberto Knapp, La coctelera)
"(...) Una especie de cacharro "personal" que a uno le sirve para conversar con sus colegas (y con otros) (...)" (Adolfo Estalella, UOC)
"Es el primer formato nativo de la web (...) Internet era la dinamita y probablemente los blogs sean la mecha (...) La venganza de los aficionados" (Julio Alonso, Weblogs, S.L.)

A ver cuántas mas encontramos, o se nos ocurren

Todos los caminos llevan a Itaca

Dos amigos desde círculos diferentes me llevan a Itaca, o más bien, me recuerdan el placer de viajar hacia ella.

Jorge me envía el poema de Kavafis, que aunque ya se haya oído merece ser oído miles de veces:
Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
debes rogar que el viaje sea largo,
lleno de peripecias, lleno de experiencias.

No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,
ni la cólera del airado Poseidón.
Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta
si tu pensamiento es elevado,
si una exquisita emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.

Los lestrigones y los cíclopes y el feroz Poseidón
no podrán encontrarte
si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,
si tu alma no los conjura ante ti.

Debes rogar que el viaje sea largo,
que sean muchos los días de verano;
que te vean arribar con gozo,
alegremente a puertos que tú antes ignorabas. (...)

Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:
llegar allí, he aquí tu destino.
Mas no hagas con prisas tu camino;
mejor será que dure muchos años,
y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,
rico de cuanto habrás ganado en el camino.

No has de esperar que Ítaca te enriquezca:
Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.
Sin ella, jamás habrías partido;
mas no tiene otra cosa que ofrecerte.

Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.
Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,
sin duda sabrás ya qué significa Ítaca.

KONSTANTINOS KAVAFIS (1863-1933)

Y Nuria, que generosamente puso su casa de Calahonda a mi disposición, para que pasara unos días maravillosos, tiene este detalle, sujetando una puerta:

Yo añado de mi cosecha: viajar a Itaca, o a donde sea, merece la pena si se hace en compañía de tan buenos amigos, o si los encuentras esperando a tu regreso.


miércoles, diciembre 06, 2006

Procesando y en la repicón

Parafraseo al insigne Beloto para describir cómo me siento, cada vez más.

¡Quién fuera Fray Escoba, que según aseguran, tenía el don de la ubicuidad o bilocación , y conseguía estar en dos sitios al mismo tiempo! Porque tal como se me presenta la vida en general y el mes de diciembre en particular, me vendría muy bien tener ese don. O por lo menos el aparatito de Hermione en no se cuál de las entregas de Harry Potter, ese que le permite asistir a dos clases diferentes al mismo tiempo. Bien sabe Dios que yo no pretendo hacer tal cosa. Ya fui a clase todo lo necesario, y si asisto a más clases será con la intención de cobrar por impartirlas, no como alumna. Pero en cambio me encantaría poder estar de paseo mientras cumplo mis deberes de funcionaria, hacer las tareas domésticas mientras leo novelas, ir a Humanes y cumplir mis compromisos coriles sabatinos simultáneamente, o sin ir mas lejos, estar en la cocina haciendo la cena mientras escribo estas tonterias en el ordenata, qué le vamos a hacer.
(Imaginense ustedes a qué hora vamos a cenar, porque mi santo, que a veces provee en situaciones de franca emergencia como ahora mismo, se me ha quedado traspuesto en el sofá y no tiene mucho aspecto de ponerse a aliñar la ensalada)

Pero si así fuera y pudiera hacer dos cosas a la vez también es cierto que me perdería ese placer tan sutil y alambicado que es el de estar haciendo algo mientras piensas "yo, en realidad debería estar haciendo aquello otro" . Para que el placer sea genuino el "algo" debe ser inútil y superfluo, como un sudoku, y el "aquello otro" tiene que ser algo necesario, como sacar la ropa de la lavadora, o planchar, o meramente irse a la cama a una hora razonable, porque hay que madrugar mañana.

Pero volvamos a la rama principal de lo que en mí hace las veces de razonamiento, o sea, lo de que el mes de diciembre viene tupido, y expliquémoslo. Por el lado del ocio creativo (por llamarle de algún modo) se me están solapando los dos coros:
- el sábado 9, concierto con Accento en Villavieja de Lozoya, hermoso lugar próximo a Buitrago.
- el miércoles 13, concierto con Talía en el Círculo de Bellas Artes
- el viernes 15, concierto con Talía en el pueblo de Fuencarral
- el sábado 16, boda con Accento (no es que nos casemos, es que cantamos en la ceremonia)
- el martes 19, conflicto: Concierto con Accento en el Círculo Zayas y con Talía en el Auditorio Padre Soler de Leganés. ¡Y a la misma hora!
- el miércoles 20, concierto con Accento en el Insituto Beatriz Galindo
- el viernes 22, concierto con Accento en el Centro Buenavista de la Avda. de los Toreros
- el viernes 29, concierto con Talía en el Auditorio Nacional, "Aires Latinos II"

Y para todo esto, obviamente, hay que ensayar, todos los martes con unos, todos los viernes con otros, y casi todos los domingos con los dos. ¿Comprenden ahora mi triste situación?

(Bueno, en algo ha mejorado mi situación: mi santo ha emergido de los brazos de Morfeo y está en la cocina picando lechuga. ¿Es o no es un santo?)

Y por el lado de la obligación que me da de comer (procuro no pensar en ella cuando estoy fuera, pero como se trata de inspirar compasión, la saco a colación) tengo a mi compi del alma lesionado y fuera de servicio, con la patita hinchada, como el pastor del cuento. Por lo cual tengo que hacer frente a la rutina cotidiana en completa soledad, snif, y encima se les ha ocurrido que es el momento adecuado para aquella mudanza que estaba pendiente, lo que significa mover todas las revistas de sus estanterías, porque lo que está aquí hay que ponerlo allá, y lo de allá se va a mover al otro lado, y los Proyectos Fin de Carrera se suben a la 2ª planta, y para hacer sitio hay que bajar los ejemplares de las revistas anteriores al 2004 al sótano.
Para que se hagan una idea, cuando digo todas me refiero a los fondos de unos 400 títulos que pueden tener un promedio de 12 ejemplares por año y título (o 56, si son semanales, que las hay) Yo soy de letras, pero me salen mas de 5000 fascículos que hay que mover en orden, y colocar en su nueva ubicación conservando el orden, y previendo el espacio necesario para el crecimiento de la colección. ¿Es o no es mi vida un erial donde flor que toco se deshoja?

Si ya les he dado bastante lástima, considero cumplida mi misión por hoy, y me despido con una advertencia:
NUNCA VAYAN AL CENTRO DE MADRID (ATOCHA, CARRERA DE SAN JERÓNIMO) EL DÍA DE LA CONSTITUCIÓN, EN COCHE PROPIO. Casi, casi, ni en transporte público. Se pone imposible.

martes, diciembre 05, 2006

Creo que ya me he enganchado

Ya ha ocurrido lo que yo no quería.

Ya me he enganchado a este asunto.

Ya me la paso pensando si este tema o aquel otro estarían bien para comentarlo en este espacio.

Como si a alguien le importara lo que yo pueda decir de este tema o aquel otro ¿que no?

Y encima de que me toca trabajar el jueves (¡Si, hay funcionarios que no hacen puente!) hay que ver el aspecto que presenta el clima.

¡Uf!

domingo, diciembre 03, 2006

Primer Domingo de Adviento

Dentro de tres semanas están aquí mis niñas.

Es decir, su llegada coincide con la víspera de Nochebuena.

Me acuso de no haber captado hasta ahora el sentido profundo de lo que es el Adviento:
Esperar que llegue Alguien que te importa verdaderamente.

Que tengais un buen Adviento

sábado, diciembre 02, 2006

Un mantón de la China, na, China, na, China, na.

Como me lo han pedido, cuelgo unas fotos en donde se nos ve (a una pequeña representación de las féminas del coro) luciendo los mantones correspondientes

De izquierda a derecha, Raymonde, Paloma, la Pepa, MªAntonia y nuestra solista de "La Calesera", Inma

jueves, noviembre 30, 2006

Cantar en un coro

Y ya que estoy todo el día hablando de los cánticos y de los coros, voy a filosofar un poco sobre lo que se me ocurre a propósito de cantar en un coro. Bueno, eso de "filosofar" es un poco pretencioso, pero de alguna forma hay que llamarlo.

Cantar en un coro tiene ventajas evidentes para el que canta (a lo mejor también tiene alguna para el que escucha, pero ahora me voy a dejar llevar por mi visión subjetiva del asunto como cantante, cantora o corista, como ustedes prefieran): Lo primero que ocurre es que se respira mejor. (Como en esta apartada orilla... pero con música).
Es evidente que para llegar con resuello al final de la frase hay que inspirar mucho aire al principio. Eso es lo básico. En realidad yo no se nada de cantar de verdad, ni de respirar como se debe, ni de todo eso que ya podía haberme enterado, después de tantos años y tantos coros. Pero como han sido muchos años y muchos coros, y siempre hay gente que sabe mucho y enseña a los demás, algo he aprendido de respiración abdominal, de no chillar con la garganta, de emitir el aire con cuidado, de intentar que resuene en una parte u otra de la cabeza... Bueno, todo eso está en los libros correspondientes para el que quiera saberlo; pero para mí, la primera ventaja evidente es que hay que poner tanta atención en cómo y cuándo se respira, que ya se empieza a concentrar la atención en el instante presente.

De hecho hay que acordarse de tantas cosas a la vez: no es sólo dónde y cómo respiras, sino los fortes, los pianos, decir todos la "s" final al mismo tiempo para que no suene "s-s-s-s", los crescendos súbitos, ese fin de frase que no hay que acentuar ( ¡que no suene "animá" sino "ánima"!), las corcheas aquí repicadas, pero allí fluidas y rápidas, prolongar la nota en la "n", no en la vocal, para que suene como una campana, fijarse en la nota que dejan los bajos en su frase, porque con esa entran las contraltos después del silencio, no abrir tanto la boca en esa "e", que esto es Don Tomás Luis, no una zarzuela...

Pero lo verdaderamente beneficioso de todo esto, que parece tan farragoso (y podría prolongarse infinitamente) lo saludable, digo, es que te obliga a estar pendiente de ahora mismo. Es decir, cantar es uno de los ejercicios que más favorecen la concentración en el momento presente. Y además, cuando estás en el compás 12, es inútil que quieras prepararte para el compás 27, ese tan difícil donde siempre te equivocas... sólo conseguirás equivocarte mucho antes, en el compás 13. Cada cosa a su tiempo. Ahora hay que cantar bien esta nota. La dificultad de la página siguiente se solventará cuando se llegue a ella. Concentración, a cada día su afán, ya pensaré en eso cuando llegue a ello.

Y para conseguir que las cosas salgan bien, que todo suene como tiene que sonar, no puedes hacer nada más que lo que te corresponde. Quiero decir, no puedes cantar en lugar del vecino. Cada uno tiene que cantar bien lo suyo, y sólo así sonará bien lo de todos. Pero no puedes dejar al vecino en su error si lo hace mal, porque así nunca sonará bien lo de todos. O le enseñas cómo debe hacerlo o el conjunto se resentirá. No te puedes desentender del prójimo. Ni puedes cantar por él. Del mismo modo que no te puedes escudar en los demás para esconder lo que no haces bien. No puedes hacer mal "ese" compás que sabes que tienes dudoso, porque estropearás el conjunto. Ejercicio de humildad, como hacían aquellos frailes, yo me he equivocado, toco el suelo para que se sepa. O sea que tiene que haber un equilibrio bastante sutil entre individualismo, solidaridad, responsabilidad, humildad...

Dirán ustedes ¡que sentencioso y profundo, qué sesudas reflexiones para acabar cantando el coro de barquilleros de "Agua, azucarillos y aguardiente"!

Bueno, si, vale, pero a veces se canta el "Ave María" de Don Tomás Luis, y aunque se lleven mas de 30 años cantándolo, y ya se pueda hacer con los ojos cerrados, cuando sale como tiene que salir, aún se le ponen a uno los pelos de punta.

Y cuando se termina de cantar el "Requiem" de Mozart y un señor con toda la barba te cuenta que se le han llenado los ojos de lágrimas en el "Lacrimosa", vuelves a remontarte a la estratosfera a donde te habías elevado cantando y de donde tanto trabajo te había costado bajar para salir a la calle a reunirte con el mundo de todos los días.

Podría seguir tostándoles a ustedes la oreja con estas paparruchas que se me van ocurriendo (y no se crean que porque hoy me haya aburrido de escribir se han librado de que retome la cuestión en otro momento) pero voy a acabar de gastarles la paciencia con esta conclusión: lo mejor que tiene la música es que es como la vida; sólo existe mientras suena, es real sólo ahora. La partitura no es la música, el disco no es la música, la musica, como la vida, sólo es en el momento en que se hace, en que se vive.

miércoles, noviembre 29, 2006

He descubierto que alguien me lee

En realidad han sido sólo unas palmaditas electrónicas en el hombro en forma de correo-e, pero me he puesto tan contenta de que alguien opine sobre lo que cuento, que voy a tener que decir algo mas, y no sólo colgar fotos.

Ya me voy haciendo a la idea de que no estén mis niñas en casa, de que el ascensor que sube no sea el que las trae, de que las lavadoras se hayan reducido a la mitad, de que las cosas estén en el lugar en el que las dejé al irme de casa (para bien o para mal)... pero es muy duro esto del "nido vacío".

¡Menos mal que ya tienen billete para venir en Navidad! (como El Almendro, "vuelve a casa, vuelve") aunque sólo sean cuatro diitas. Lo que voy a llevar mal va a ser el fin de año y Reyes, pero como diría Escarlata O'Hara, "ya pensaré en eso mañana".

Para no darme cuenta de lo vacío que está el nido, (y para que se vea que hay cigarras que cantan también en invierno) me paso el día del coro... al otro coro, porque el mes de diciembre se presenta tremendo (¿cuándo voy a hacer yo la limpieza prenavideña?). Os notifico:

El día 13 canto con el Coro Talía en el Círculo de Bellas Artes a las 22 h. (coros de zarzuela y música de películas) (no se si cuesta la entrada)

El día 22 canto con el Coro Accento en el Centro Cultural Buenavista , Avda de los Toreros 5, a las 20 horas, concierto navideño de villancicos (como debe ser en esas fechas) (entrada libre)

Y el día 29 canto con el Coro Talía en el Auditorio Nacional de Prícipe de Vergara, a las 19,30 el tradicional concierto navideño, que sin embargo no es navideño ni tradicional, porque estará dedicado, como el año pasado a los "Aires Latinos" lo que abarca Salsa, Merengue, Tango y lo que caiga. Desde "Duerme Negrito" hasta "El día que me quieras". Las entradas en taquilla, porque el cupo para el coro se ha agotado, y creo que ya quedan pocas. La gente cada vez vive con mas antelación, Jesús qué prisa.

Seguiremos informando

Ventanas

He descubierto que me gusta mucho hacer fotos de ventanas. También puertas, pero sobre todo ventanas. Reconozco que no soy original, la red está llena de fotos de ventanas. Pero éstas que voy a incluir aquí, las he hecho yo.

Esta es de Vila Real de Santo Antonio. Los portugueses tienen un gusto especial para sus ventanas, lo que da a sus ciudades un aire encantador. Esos juegos de cristales de distintos tamaños, esos visillos de encaje, esos marcos de varios colores... La ventana como objeto artístico, aunque la casa no valga gran cosa.


En Salobreña, subiendo al castillo. Será moderna, pero nos va haciendo el ánimo al encanto moro de las piedras que vamos a visitar. La celosía que oculta y sugiere...



Calahonda, Granada. Cuánto realza la buganvilla a la ventana y la ventana a la buganvilla.



Mérida. Tan seria, tan romana, y mira por dónde, esta explosión de color.



Murcia frente a la Catedral. Toda una declaración barroca en apenas dos metros cuadrados.

Otro día mas.

martes, noviembre 28, 2006

Mi visón de Viena

Mi visión de Viena tuvo que ser fugaz, a la fuerza, ya que 24 horas no son suficientes para abarcar una ciudad con tanta historia, tanto arte y tanta vida.



Cinco imágenes, cinco puntos de vista:

Esta reja cierra la entrada al Hofburg desde la plaza de San Miguel, frente a la casa Loos, aquella que desagradaba tanto a Francisco José por su sobriedad decorativa, que mandó cerrar todas las ventanas que daban a la plaza, y nunca salía del palacio por esta puerta, para no verla.
Se comprende, viendo este alarde de decoración recargada, que su gusto estético iba por otros derroteros.

En el momento en que yo entraba por esta puerta, un músico de los muchos de llenan las calles de Viena con su arte a cambio de unas monedas, tocaba en su violonchelo el "Adios a la vida" de Tosca. Un detalle musical perfecto en ese ambiente.

Los fiacres esperan junto a la Catedral la llegada de los turistas que quieran recorrer las calles de Viena sintiéndose tan decimonónicos y románticos como los vieneses del S XIX

La imagen de los cocheros, con grandes bigotes, bombín y esclavina, a veces se distorsiona con un teléfono móvil pegado a la oreja de alguno de ellos.




El tejado de la Catedral de San Esteban ha sido perfectamente reconstruido tras los destrozos de las guerras que asolaron Europa en el S. XX.

En su interior tuve ocasión de disfrutar de una misa cantada de Hummel, con coro, orquesta y órgano, y la propina de un "Ave María" de Cesar Frank, maravillosa. Aunque sólo hubiera sido por ese rato, el viaje habría merecido la pena.

La tarde anterior escuché un concierto de órgano en la iglesia de San Pedro, de modo que Viena ha cumplido mis expectativas musicales totalmente. No se puede pedir más en sólo 24 horas






No tuve ocasión de llegar hasta el Prater (hay que dejar algo para el próximo viaje) pero el otoño lucía con todo su esplendor en el Stadtpark, el parque de la ciudad que flanquea el río Wien, un pequeño afluente que desemboca en el Canal del Danubio por el lado mas meridional del Ring.
Tuve la suerte de disfrutar de unos rayos de sol tras una lluvia que parecía pensada para sacar brillo al mundo.


Y esta es la fachada del hotel donde me alojé, la Pensión Pertschy, altamente recomendable por lo bonito que es el edificio, pero sobre todo por la ubicación, en una bocacalle del Graben, a dos pasos de la Catedral de San Esteban y del Hofburg, la residencia imperial.

La habitación, monísima, coqueta y rococó, todo cremas y rosas, muy vienesa, pero con todas las comodidades necesarias, y con muy buena calefacción, que con el frío que hacía era muy de agradecer. Y el precio, estupendo, muy razonable en una ciudad carísima, en todos los aspectos.


En resumen, que me ha salido todo "à demander de bouche" como vulgarmente se dice, y me he ido encantada, y con unas ganas locas de volver en primavera o verano, cuando los días sean mas largos, y los jardines estén florecidos.

miércoles, noviembre 22, 2006

Varias imagenes del viaje

La sopa de ajo servida dentro de la hogaza, y varias fachadas de Brno




Ricardo y Françoise probando el vino de este año en el mercadillo de la plaza ¡buenísimo!
Aunque casi no se les ve, son Ricardo, Françoise, Ignacio y Vicky


Cuán presto se va el placer

Pero la verdad es que después de acordado no da dolor.
Mas bien, que me quiten lo cantado.

Porque como quien no quiere la cosa, ya hace dos semanas que a estas horas estábamos en vuelo hacia Viena. Yo tiendo mas bien a la síntesis, y me da pereza perderme en una descripción pormenorizada de lo que fue el viaje, así que resumiendo: estuvo muy bien.

De Bratislava, vi poco, porque fue llegar, comer, ensayar, cantar y salir corriendo rumbo a Brno.
Pero me dejó varias impresiones memorables: la puesta de sol sobre el Danubio, la sopa de ajo servida dentro de una hogaza de pan vaciada, el Teatro Reduta, precioso por dentro y por fuera,




Teatro Reduta por fuera y por dentro



la calidez del público eslovaco, mucho mas expresivo que el checo, el bis de nuestra violinista, Gersia, que después de deslumbrar al público con Sarasate se lució con una partita para violín solo de Bach que nos elevó a todos varias nubes por encima de la estratosfera...

De Brno vimos algo mas, ya que tuvimos dos mañanas libres para corretear la ciudad.
Los checos son muy suyos, la verdad. No me puedo imaginar que en Madrid se de la situación que nosotros experimentamos: dirigir la palabra a cinco o seis personas por la calle a ver si nos podían decir dónde había un banco para cambiar dinero, y ante nuestras preguntas sobre si hablaban inglés o francés, seguían caminando con la vista al frente, sin dirigirnos siquiera una mirada, como si no estuviéramos allí. Y no es que diéramos con un sordo, ya digo, fueron cinco o seis casos. Inexplicable. Al fin pillamos a tres fumadoras, que como estaban paradas, cayeron en la cuenta de que les hablábamos y nos dieron las indicaciones necesarias. Debe ser que como a los otros no nos los habían presentado...

No se si en Praga serán algo mas políglotas, con eso del turismo, pero en Brno, nada. Algunas personas mayores hablan algo de alemán, pero el inglés y el francés, poquito y casi nadie.
Pero nos dio lo mismo: probamos el vino nuevo en el mercadillo de la plaza, visitamos las momias en la cripta de los capuchinos (¡qué grima! y qué puesto de trabajo, para la señora que vende las entradas, allí todo el día en una cripta llena de momias...¡brrr!) subimos a la catedral, paseamos el parque del castillo, escuchamos el carrillón del Castillo Spilberk dando las 12, y tuvimos mucha suerte con el tiempo, porque el jueves llovió un poco, pero el viernes hizo una mañana preciosa, que nos permitió recordar lo que es un otoño luminoso, ya que en España, este año vamos a pasar directamente del verano al invierno sin haber visto una chopera llameante, como a mi me gustan.

El aspecto musical de la expedición ya quedó reflejado en esa reseña de Terra que colgué el otro día, pero he de añadir que nos lo pasamos estupendamente cantando en checo mientras aquellos mozos garridos bailaban y brincaban, y agitando los flecos de los mantones a los sones de las zarzuelas.

El grupo Ondras, espectacular desde todos los puntos de vista; desde el estético evidentemente, porque eran todos guapisimos, chicos y chicas, o al menos lo parecían, así metidos en el fragor de la danza; y desde el punto de vista profesional: auténticas máquinas, con una precisión y una sincronización matemática, capaces de pasarse dos o tres horas dando brincos y volatines, sudando a mares, y repetir otra vez todo de cabo a rabo sin perder la sonrisa; precisos hasta para los bises y el saludo, que ensayaban como todo lo demás: cuando el jefe daba la patada en el suelo, se inclinaban todos a una como autómatas. Bien que lo intentó Alex al terminar el coro de doctores de "El rey que rabió", pero no le siguió nadie. Ya se sabe lo que es la desorganización española.

Lo mejor, el fin de fiesta en el teatro de Bzenec, cuando ya se había ido el público y nos pidieron que esperásemos en el escenario para las fotos, y entonces se arrancaron nuestros metales con "Paquito el chocolatero" y todos a una, cogidos de los brazos, adelante y atrás "Aaah, Aaah", como locos, y los checos dando palmas entre bastidores. Muy divertido.

Y luego la fiesta de inaugración de la nueva sede en Vracov, con aquella escogida representación de la orquesta haciendo diabluras zíngaras con los violines y el cémbalo (o lo que sea aquel instrumento)y una cena de resopón que quitaba las penas. Lástima que ya habíamos cenado en Bzenec, pero hicimos lo que pudimos.

En fin, cuatro diitas muy apretados y bien aprovechados. Ojalá sirvan de aperitivo para una serie de viajes a aquellas tierras, que se nos ha quedado Praga en el tintero.
Y en otra ocasión comentaré mi fin de semana en Viena, porque cuando el coro en pleno emprendió camino de vuelta a Madrid, el sábado 11, yo prolongué mi estancia un día mas, para disfrutar un poquito de Viena.

Pero eso, como diría Sebastian, es otra historia.

lunes, noviembre 13, 2006

De vuelta al hogar

Pues si, señor, la cosa fue estupendamente, y a pesar del poco tiempo de que disponíamos (apenas dos o tres horas antes de cada concierto) para ensayar con el Grupo Ondras, y de la complicada pronunciación de las canciones en checo, conseguimos compenetrarnos con ellos de un modo totalmente satisfactorio.

Esperamos que esto sea solamente el comienzo de una cooperación continuada, porque la verdad es que me quedé sin ver Bratislava apenas, y de Brno, me dejé la mitad. Y Praga no lo conozco.

Así que ya están tardando en organizar el siguiente evento. Pero que sea en primavera, por favor; que aunque no hemos tenido demasiada mala suerte con el tiempo, algo nos ha llovido, y en Viena, a la vuelta, hacía un frío perro.

Reseña del asunto en:

http://actualidad.terra.es/cultura/articulo/orquesta_sinfonica_chamartin_bratislava_1198093.htm

martes, noviembre 07, 2006

No quepo en mi de gozo

Porque me voy de viaje con mi coro, a cantar en Bratislava y en Brno, en el teatro Reduta, donde tocó Mozart cuando era niño.

Cantamos acompañando a un grupo folklorico checo que se llama Ondras, y en cuya página aparece este anuncio:

RETAZOS - Hudba bez hranic... - Koncert VUS ONDRÁŠ a Symfonického orchestru Chamartín a pěv.sboru Talía (Španělsko)
donde se ve clarísimo (para el que sepa checo) que somos Spanelsko.

Ya os contaré a la vuelta.

lunes, noviembre 06, 2006

Algo mas sobre cigarras

Para redondear un poco el tema elegido como título
de esta bitácora, ahí va un soneto dedicado a mi animalito
preferido.

Agosto

Con qué ilusión entona la cigarra
creyéndose que el sol viene a su canto.
Hasta la sombra quema y ella en tanto
vierte a chorros su son bajo la parra.

Cielo de añil bruñido por la lengua
de un lebrel que a la sombra busca alivio.
En la siesta en penumbra un hilo tibio
de luz hilvana el sueño que se amengua.

Tal vez la muerte es esto: un disgregarse
mecido en las mareas de un sol ciego.
Tú lo sabes, Manuel; que al despertarse

la muerte ayer te vio... Pero hasta luego:
juntos muy pronto oiremos la chicharra
cambiando en sol de oro su chatarra.

José Julio Cabanillas

El año completo en la página:

http://www.poesiadigital.es/index.php?cmd=poeta&id=12


Cigarrales

"Cantando al sol como la cigarra,
después de un año bajo la tierra,
igual que sobreviviente que vuelve de la guerra..."

Con estas palabras de la canción de Mercedes Sosa inicio mi blog, para incorporarme al océano de los incontables navegantes de Internet que, no teniendo nada mejor que hacer, (o prefiriendo dejarlo para luego) vierten a raudales opiniones innecesarias, sobre temas prescindibles para que su fin mas probable sea la ignorancia total o el olvido, ya que nadie les ha preguntado y, por lo tanto, a casi nadie importa lo que digan.
¡Qué bonita es la comunicación!