jueves, diciembre 21, 2006

Felicitación Navideña



Ayer, viendo la recopilación de imágenes que TVE nos ha servido con motivo de sus 50 años, meditaba sobre el hecho de que las imágenes mas señaladas por los votantes como las mas impactantes y dignas de ser recordadas, sean casi en su totalidad, de tristeza y muerte:
El asesinato de Miguel Angel Blanco, la destrucción de las Torres Gemelas, el secuestro de Ortega Lara , el asesinato de Tomás y Valiente (ya les vale, a los asesinos de ETA. Tienen el vergonzoso honor de estar presentes en tal cantidad de imágenes horrorosas de nuestra vida, que ya pueden estar orgullosos, los hijos de p.) Es un hecho innegable. Son imágenes que, por desgracia recordaremos todos.

Pero hace años yo felicité las Pascuas a mis amigos con una carta, que, visto lo visto, me parece que viene al caso otra vez. Así que os la mando a todos, y que pasemos todos unas buenas Navidades


Queridos todos:
...yo me planteo: ¿qué se celebra en Navidad? ¿No se trata de recordar que hace dos mil años hubo un ser humano capaz de transformar las vidas de millones de personas sólo dialogando con sus amigos acerca de cuál debía ser la actitud de los unos hacia los otros? Él mismo fué traicionado antes de morir,y su mensaje ha sido distorsionado, manipulado, tergiversado hasta la saciedad a lo largo de esos dos mil años.
Pero lo fundamental sigue ahi: el ser humano necesita luchar día a día, dentro de sí mismo y en su entorno, contra la ira, la violencia, la injusticia, el deseo de sojuzgar al prójimo y aprovecharse de él; y para eso, sigue vigente el valor de la paradoja suprema, cargada de una potencia inexplicable:
la mayor fuerza reside en la indefensión de un recién nacido (llámesele el Tao, si se quiere),
no hay esperanza para la humanidad sin compasión (llémesele budismo, si se quiere),
sólo respetando y venerando la vida que late en cada brizna de hierba y en cada insecto tendremos el derecho de llamarnos humanos (llámesele panteismo o ecologismo, si se quiere).
Le demos el nombre que le demos, los que creemos que en estas fiestas hay algo realmente valioso que festejar, no debemos ceder el terreno a nadie; ni a los que nos quieren hundir en la desesperación destrozando una vida tras otra, ni a los que nos quieren hacer creer que lo más importante es comprar mucho de todo, comer como heliogábalos y vestirnos de lamé dorado y pajarita para tomar las uvas.
Así pues, os felicito y os requiero para que defendais y difundais esta felicitación: nos felicito porque hoy han nacido un montón de niños; nos felicito porque tenemos amigos que nos necesitan y a los que necesitamos; nos felicito porque hace un frío que pela, pero luego vendrá la primavera; nos felicito porque alguien nos ha dado las gracias al cederle el paso en una puerta; nos felicito porque el café del desayuno estaba calentito y reconfortante; nos felicito porque algún equipo de médicos en algún hospital, le está salvando la vida a alguien con un trasplante; nos felicito porque a alguien mañana le tocará la lotería y disfrutará como loco con sus amigos; nos felicito porque tenemos a quien querer y que nos quiere; nos felicito porque todos somos capaces de hacer que alguien alguna vez se alegre de habernos encontrado.
Y deseo que este año esté lleno para todos nosotros de innumerables ocasiones de felicitarnos por todo eso y mucho mas que se os pueda ocurrir.
Así, pues, FELICES PASCUAS Y PROSPERO 2007

2 comentarios:

Odd Librarian dijo...

Sí señora, así se habla. Yo sólo disiento en una cosa, ya lo sabes: el café esta mañana no estaba calentito.
Besos, y feliz año impar y primo.

Anónimo dijo...

Como no tengo blog me incrusto en el de la Pepa.
En fin, hay unas que vuelven a casa por Navidad sólo 4 días... y otras que no vuelven. Espero que disfrutes de la Navidad con tus niñas.
Por cierto, que sepáis que hasta ahora los Reyes Magos han pasado por Tahití cada año. Aqui les esperamos el día 6.
Muchos besos desde el otro hemisferio y Feliz Navidad a todos estéis donde estéis.
Angela