miércoles, diciembre 13, 2006

Fecha memorable

Pues como quien no quiere la cosa, tal día como hoy hace una jartá de años nos conocimos mi santo y yo.

Estaba yo con Rosina Pelos de Fuego ni mas ni menos que en California 21 (ya ni existe, ahora es una tienda de zapatos), y entro un compañero de Facultad de mi hermana Ana, que se llamaba Teodoro, (por aquel entonces todavía no se había transmutado en Mateo) y que iba acompañado de un chico alto y flaco con bigote, que no me pareció mal, y que tenía unas manos muy bonitas. Y nos presentamos mutuamente a las amistades, tomamos unos cafés, y luego cada mochuelo a su olivo.

La cosa fue que unos días más tarde se les ocurrió pensar en llamarme para la fiesta de fin de año de sus amigos en Valdilecha, en casa de un tal Fernandito, y como a los del Coro de SMySB ya me los tenía muy vistos, y me apetecía cambiar de aires, pues allá que me fui a conocer gente nueva.

Y que si unos cines y algunos cafés, en esas llegó la Semana Santa y me invitaron a ir a Gandía, a un apartamento que tenía su amigo Eliseo.

Y aquí nos tienen, con dos hijas y una hipoteca.

Hay que ver, las vueltas que da la vida.

Para que luego digan que San Antonio no sabe hacer bien las cosas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sin querer resultar indiscreta, de qué fechas hablamos?
Angela