martes, diciembre 11, 2007

Leer merece la pena

La Junta de Castilla La Mancha convocó un concurso literario en el que había que adivinar los personajes que aparecían reflejados en 33 fragmentos literarios. Y mis amigas Patricia y Carmina se pusieron a la tarea de averiguar los personajes, mandaron las soluciones y nos tocó el premio de la categoría de grupos adultos; lo que quiere decir, que gracias a los desvelos de dos ratoncitas de biblioteca, que se han pasado todo el verano haciendo indagaciones, nos ha tocado un estupendo premio como se puede ver en esta página de la Junta



http://www.jccm.es/prensa/notap.phtml?cod=25665



Y como había que disfrutarlo antes de fin de año, preferiblemente, nos hemos ido durante el puente de la Constitución un grupo de 18 amigos, con todos los gastos pagados, a darnos una vueltecita maravillosa por las tierras que inspiraron a Cervantes para escribir El Quijote.



La primera parada fue en Consuegra, donde visitamos la famosa Crestería de los molinos, con unas vistas impresionantes sobre la llanura manchega, nos enseñaron cómo es un molino por dentro y cómo trabajaba, y recorrimos los rincones del castillo, que está en proceso de restauración y es una mole imponente.













Después de comer bastante opíparamente (¡cielos, el régimen!) hicimos una paradita en Tembleque, para ver su incomparable Plaza Mayor


















Visitamos el Castillo de Belmonte, edificado por el Marqués de Villena en tiempo de los Reyes Católicos. Es un auténtico Palacio-Fortaleza que nos impresiona con sus artesonados, sus salones, sus yeserías góticas... A pesar del deterioro producto del abandono en que lo tienen sus actuales propietarios (es propiedad privada) es un lugar impresionante, lleno de rincones evocadores que nos traslada a otras épocas. Parece que se ha llegado a un acuerdo y en breve plazo empezará una restauración a fondo.



Aquí se rodaron algunos de los exteriores de la película "El Cid", y no es para menos









Sobre la puerta principal un paje sostiene los escudos de los linajes de sus señores: Pacheco y Portocarrero










Este es un pequeño ejemplo de las yeserías que adornan las puertas de paso de unos salones a otros, todas diferentes, a cual más ornamentada










Poniéndonos en vena Cervantina, descendemos a la vida de los rústicos y visitamos la llamada "Casa de Dulcinea" en El Toboso. Una recreación de cómo podía ser la vivienda de unos labradores ricos en el siglo XVII. Esta sinfonía de curvas es la bodega de la casa donde se guardaría el vino y el aceite.











Otro día nos acercamos hasta Almagro, ciudad declarada conjunto histórico-artístico, y no es para menos. No sólo por la elegancia verde y blanca de su Plaza Mayor, o por la fama de su Corral de Comedias. Es una ciudad para pasear por sus calles, blancas y tranquilas, apreciando sus portalones blasonados y admirando las iglesias y conventos. Aquí hay historia y cultura; y lo que es mejor, gusto e interés por conservarlas, como demuestran los festivales de teatro que se celebran todos los años. Tuvimos la suerte de contar con una guía documentadísima, enamorada de su ciudad, que transmitía entusiasmo por lo que mostraba.


















Hacemos un huequecito a la Naturaleza y nos acercamos a ver las Lagunas de Ruidera. No es el mejor momento, porque este año tienen poca agua, y además ya está anocheciendo, con lo que sube un frío húmedo desde la orilla que hiela los huesos. Pero cada época tiene su estética, y el reflejo de los carrizos secos en el agua de transparencia verdosa, también es digno de verse.





Para terminar, el lugar más Cervantino de todos: En Argamasilla de Alba, la Cueva de Medrano, el lugar donde Cervantes estuvo preso, y para matar el rato, empezó a escribir una novela, por hacer algo. Y le salió El Quijote. Casi ná.






En fin, que han sido cuatro días muy agradables, muy culturales y muy bien aprovechados.

4 comentarios:

Maria dijo...

Lo que hace un esfuerzo y las ganas de compartir. Este viajecito me lo apunto. Ya conozco algunos lugares pero tal como lo has presentado me apetece hacer la ruta completa. Es justo lo que me gusta. Merodear. Decididamente ha sido una suerte encontrarte. He enlazado Cigarrales tambien. Sé de muchos a quienes les va a encantar.

Zafferano dijo...

Pero qué foto más buena la del castillo! Bueno, en realidad todas son buenas, pero esa es preciosa...
Qué puente tan divertido has pasado y encima con todos los gastos pagados. Me alegro, a veces trabajar tiene sus recompensas. Ya te estás preparando los conciertos de Navidad? Espero el programa.

Besitos

Raquel Barbieri dijo...

¡¡¡Muchísimas felicitaciones!!!

Qué buena consigna la del concurso,
qué tiempo bien invertido el ponerse a estudiar,
Qué bellísimas imágenes.

Me alegro por ti y tus amigas, Cigarra,

un abrazo,
Raquel:)

Cigarra dijo...

María, gracias por enlazarme a tu blog, y por la visita.

Zafferano, los conciertos este año pintan chungos. Tengo un gripazo con tos que no me deja decir ni una nota. A ver si estoy en buen estado el día 23, porque el de el día 16 ya no voy a poder cantarlo.

Raquel, ya ves cuántas cosas te esperan por aquí, para cuando te decidas a cruzar el charco