viernes, diciembre 21, 2007

Conciertos Navideños

Queridos todos:


He estado pachucha de la garganta, imposibilitada para hacer ni un gorgorito, y por eso no os he dado la lata con la cosa de los conciertos navideños, pero como ya me encuentro mejor, espero que lleguemos a tiempo (yo de cantarlos, vosotros de escucharlos) para los que quedan que son estos:

Con el coro Accento, (el pequeño, a capella) cantamos este domingo 23, a las 19,30 de la tarde en el Salón de Actos de la iglesia de la Concepción, c/ Goya esquina a Nuñez de Balboa. La entrada es por el nº 26 de la C/ Goya, el programa es de villancicos y la entrada, gratis





Y con el coro Talía (el grande, con orquesta) cantamos el día 2 de enero, a las 19 horas en el Teatro Tomás y Valiente de Fuenlabrada, C/ Leganés 51, con un programa de canciones suramericanas, música de películas y gospel. Creo que para este hay que sacar entrada, pero son baratas, unos 5 euros. Y se pueden sacar por internet en Telentrada: http://www.telentrada.com/CDA/TelEntrada/Ficha_espectaculo/ficha_espectaculo/0,2123,3a1b1c4dfg25032hijkl,00.html (Este año el Auditorio está de reparaciones, así que nos hemos tenido que buscar otro teatro)



Os deseo a todos una Navidad alegre y feliz, y un Año Nuevo maravilloso

Flores, aunque sea invierno

Hoy ha entrado oficialmente el invierno, y diréis ¿por qué habla de flores esta Cigarra? Efectivamente, el mundo vegetal está en temporada de reposo, y su aspecto general es mas bien así:


(árbol seco, cerca de Robledillo, Guadalajara)


Todo lo más, podemos encontrar alguna pincelada de verde gracias a los musgos






Y también hay notas de color, como las bolitas del acebo (que no debemos cortar, aunque nos parezcan muy bonitas para las decoraciones navideñas. Es especie protegida)


(Acebo, Ilex Aquifolium. Valverde de los Arroyos)


Pero no os desanimeis aunque caiga alguna nevada y las cosas parezcan empeorar



(olivos bajo la nieve. Foto Carmina)
Porque de pronto, en medio de febrero, nos damos cuenta de que una especie de neblina verde se ha quedado enredada en las ramas de un sauce: la primavera empieza a anunciarse
(Sauce llorón, Salix Babilonica, Oxford)

Y antes de que nos queramos dar cuenta empezamos a ver arbolitos floridos en cualquier calle



(Prunus, Oxford)

Las praderas se salpican de crocus


(Crocus, Regents Park, Londres)

y de narcisos;
(Narcissus, Regent's Canal, Londres)
los almendros, los manzanos, los ciruelos, se cargan de flores, sin tener en cuenta que aún puede caer alguna helada. Ya lo dice Neruda, "... que las nieves son mas crudas en abril especialmente"
(Manzano, Malus domestica, Pastrana, Guadalajara)

en las cunetas se amontonan los lirios (¿Van Gogh pasaría por la Alcarria?)


(Lirios, Iris Germánica, Humanes, Guadalajara)

Y en el jardín de María y Almudena florece esta otra variedad de lirio, mas cultivada



(Iris, Iris hollandica, Humanes, Guadalajara)
El membrillero del Japón, este ilustre visitante oriental, es de los que echan la flor antes que las hojas

(Membrillero del Japón, Chaenomeles speciosa, jardín de Concha, Humanes)

Pero la confirmación del asentamiento en firme de la primavera, llega de la mano de las amapolas. El corazón me da un brinco cuando veo la primera

(Amapola, Papaver rhoeas)

Y los tulipanes se hacen esperar un poco mas, pero van apareciendo
(Tulipanes, Tulipa. Hay mas de 150 especies y cientos de híbridos. A saber cómo se llaman estos)

A principios de mayo el jardín de Concha ya va estando así de bonito




Y al llegar junio, en mi balcón resplandece la flor de lis con este rojo cardenalicio. Sólo dura dos días, pero merece la pena esperar todo el año para ver este despliegue de terciopelo monárquico

(Flor de lis, Sprekelia formosisima. Balcón de mi casa)

El geranio es más humilde, pero mirado de cerca no tiene nada que envidiar a otros vecinos mas famosos
(Geranio, Pelargonium zonale, Foto Uge)

Al Amaryllis, como cada flor mira para un lado diferente como si estuveran regañadas, les han llamado "la suegra y la nuera". En este caso, había también suegro y yerno.

(Suegra y nuera, Amaryllis hippeastrum, Balcón de mi casa)

Y volviendo a los geranios estos son de la variedad que llaman "gitanillas". Desde luego, lucen unas "batas de cola" preciosas. Justo a punto para el Rocío. Estamos en junio
(Geranio hiedra o gitanilla, Pelargonium peltatum, Terraza de Gloria)

O sus primos, los pelargonios, que parecen mariposas posadas en tropel


(Pelargonio, Pelargonium grandiflorum, Terraza de Gloria)

Todos juntos convierten la terraza de la Abuela Gloria en este vergel insuperable, con el que no se echa de menos ningún jardín



(Geranios diversos, Terraza de Gloria, Madrid)

Si nos acercamos a la costa, o a alguna zona que sea más cálida que Madrid, veremos florecer a los hibiscos


(Hibisco, Hibiscus Rosa-siniensis, Matalascañas, Huelva)

Me voy a aventurar a decir que esto es una begonia ¿hay algún experto que me lo pueda asegurar, o sacarme de mi error?


(¿Begonia? , Maceda, Orense)

Estas gardenias han llegado a estar así de hermosas gracias a los desvelos de Carmen, que tiene una "mano verde" como nadie que yo conozca. Con estas dos Antonio Machín hubiera hecho una canción mucho mejor, seguro.

(Gardenia, Gardenia jasminoides, Foto Carmen)

Las margaritas, tan frecuentes, que casi nos olvidamos de lo bonitas que pueden llegar a ser


(Margarita, Chrisantemum, como con los tulipanes, hay tantas variedades, que vaya usted a saber cuál es ésta. Tioira, Orense)

Luego están las plantas silvestres, las que no cuida nadie, y algunas hasta desprestigiadas por ásperas. ¿Sabiaís que un cardo puede llegar a tener este color malva azulado intenso? Eso si, hay que subir bastante para encontrarlo. Estos son del género Eryngium y florecen así en verano, en parajes montañosos, por encima de los 12oo metros. Yo los encontré en las cercanías del Lago de Babia, pero también los he visto en los Pirineos


(Cardo Azul, Eryngium bourgatii, Lago de Babia, Asturias)

la hierba dedalera o digital que se ha usado desde antiguo en la farmacopea para afecciones del corazón, aunque es bastante venenosa. Pero ya se sabe que todo consiste en la dosis, y que el corazón es una víscera imprevisible, que le gusta coquetear con el peligro.
(Hierba dedalera, Digitalis purpurea, Tioira, Orense)

Un vulgar cardo, que cuando se seque no atraerá ninguna mirada, puede tener este momento de color a principios de verano. Y aunque nos parezca mentira es pariente muy cercano de la sabrosa alcachofa.

(Cardo borriquero, Cynaris humilis)

El árbol del granado merecería la pena aunque no fuera mas que por sus flores...



(Granado, Púnica granatum, jardín de Concha, Humanes)

...pero además de ser así de bonitas, se convierten en granadas tan hermosas como éstas


(Granadas, Casa rural de Consuelo, Los Navalucillos, Toledo, Foto Carmina)
Otra planta desprestigiada, el cactus, a la que le cuesta florecer, pero ¡cuando lo hace...!
(Casa de Concha, Humanes, Foto Carmina)

Y otro que debe soportar una mala fama espantosa es el ricino, pero tiene unas flores espectaculares. Menos mal que ya se pasó de moda el aceite de ricino.
(Ricino, Ricinus communis, Valverde de los Arroyos, Guadalajara)
Y casi sin darnos cuenta hemos llegado a septiembre, el verano toca a su fin, las primeras lluvias convierten el paisaje en un cuadro impresionista, donde el color difuminado predomina sobre la línea del dibujo. Así vemos cómo los brezos ponen una frontera púrpura entre el verde inmutable de los pinos y el oro viejo de los helechos, que nos anuncian la proximidad del otoño.


(Brezo, Calluna vulgaris, Valverde de los Arroyos, Guadalajara)

La parra virgen contrasta con las hojas siempre verdes del amor de hombre


( Parra Virgen, Parthenocyssus, Amor de hombre, Tradescantia, Foto Uge)

los parques amarillean al sol del otoño

(Castaño de Indias, Aesculum Hippocastaneum, Foto Uge)

y los escaramujos nos recuerdan que la belleza del rosal silvestre no está sólo en sus flores


(Escaramujo o Agavanzo, Rosa Canina, Valverde de los Arroyos, Guadalajara)

A partir de la llegada de los fríos tendremos que conformarnos en las plantas de interior, como esta magnífica azalea


(Azalea, Rhododendron)

... y recordad que aunque ahora no las veamos todavía, en las ramas aparentemente secas, entre la hierba marchita por las heladas, y en los bulbos ocultos bajo tierra duermen todas las flores del año que viene. Que las veamos florecer con alegría.
¡FELIZ 2008!


miércoles, diciembre 19, 2007

De La Uge


Con un poco de retraso, pongo aquí la composición que mi LaUge ha dedicado al Coro Accento. Unas hojas de ginkgo en su momento otoñal mas estético. Gracias por ser una fan tan incondicional

martes, diciembre 18, 2007

Llega la Navidad

(Aunque la tradición navideña impone la Flor de Pascua, yo os pongo aquí mi Cactus de Navidad, que también florece por estas fechas, y aunque ya está pasándose un poco, ha estado así de bonito)




Ayer, cuando iba a cruzar la calle, mi marido me agarró del brazo y dio un tirón, lo que me salvó de ser arrollada por un loco que venía despendolado (¡Albricias, no me empujó! ¡Eso significa algo!) Lo que, aparte de dejarme con un susto de muerte, me hizo pensar en lo bueno que es haber llegado viva y con los huesos enteros a una nueva Navidad.

Me acordé de ese verso de Carmen Martín Gaite: "... y el don tan frágil de no haberte muerto..."
Comparé el disgustazo que se habría llevado mi familia (espero) con lo bien que lo vamos a pasar con los langostinos, el cordero, los chistes malos de los cuñados y el resacón de cava, y me puse tan contenta que quiero dejar constancia aquí, y transmitiros unos cuantos buenos deseos: que pasemos unas fiestas estupendas, sin hacer caso de los atascos, ni dejarnos llevar por la vorágine consumista, sino valorando y disfrutando el gusto de estar con los que queremos; la ilusión de que nos toque la lotería, y sino, al año que viene; lo guapos que nos ponemos todos para tomar las uvas, y todas esas cosas que no por repetidas son menos buenas.

Que si, que ya sabemos que esto de las celebraciones navideñas son un apaño mixto ente la Iglesia que se quiso apuntar los festejos del solsticio y los grandes almacenes que nos quieren vender lo que no está en los escritos. Pero me da igual que me da lo mismo: para mi la Navidad sigue siendo el gusto de festejar con la familia y los amigos, la satisfacción de regalar algún capricho a algunas personas a las que no les regalo nada en todo el año, el buen rato de ir a por el mazapán a Consuegra, los nervios y la diversión de cantar algunos conciertos de villancicos, y sobre todo, recordar que hubo una vez un niño sin importancia que nació hace un porrón de años en un rincón perdido del mundo, pero que dijo algunas cosas que, bien entendidas y bien aplicadas, pueden hacer que la vida sea algo con mucho más sentido del que se le ve a simple vista.

Y de eso se trata: de vivir de tal manera que cada día del año que viene y todos los siguientes, nos merezca la pena levantarnos de la cama y echarnos a la brega cotidiana.

Y eso os deseo: que consigais (consigamos) encontrar la chispita de luz cada día que convierta el año en algo luminoso, al volver la vista atrás. Y que no nos desanimemos por un poco de sombra, que ya se sabe que hace falta un fondo oscuro para que las luces brillen en todo su esplendor.
Muchas felicidades y mucha alegría para el año que viene.

martes, diciembre 11, 2007

Leer merece la pena

La Junta de Castilla La Mancha convocó un concurso literario en el que había que adivinar los personajes que aparecían reflejados en 33 fragmentos literarios. Y mis amigas Patricia y Carmina se pusieron a la tarea de averiguar los personajes, mandaron las soluciones y nos tocó el premio de la categoría de grupos adultos; lo que quiere decir, que gracias a los desvelos de dos ratoncitas de biblioteca, que se han pasado todo el verano haciendo indagaciones, nos ha tocado un estupendo premio como se puede ver en esta página de la Junta



http://www.jccm.es/prensa/notap.phtml?cod=25665



Y como había que disfrutarlo antes de fin de año, preferiblemente, nos hemos ido durante el puente de la Constitución un grupo de 18 amigos, con todos los gastos pagados, a darnos una vueltecita maravillosa por las tierras que inspiraron a Cervantes para escribir El Quijote.



La primera parada fue en Consuegra, donde visitamos la famosa Crestería de los molinos, con unas vistas impresionantes sobre la llanura manchega, nos enseñaron cómo es un molino por dentro y cómo trabajaba, y recorrimos los rincones del castillo, que está en proceso de restauración y es una mole imponente.













Después de comer bastante opíparamente (¡cielos, el régimen!) hicimos una paradita en Tembleque, para ver su incomparable Plaza Mayor


















Visitamos el Castillo de Belmonte, edificado por el Marqués de Villena en tiempo de los Reyes Católicos. Es un auténtico Palacio-Fortaleza que nos impresiona con sus artesonados, sus salones, sus yeserías góticas... A pesar del deterioro producto del abandono en que lo tienen sus actuales propietarios (es propiedad privada) es un lugar impresionante, lleno de rincones evocadores que nos traslada a otras épocas. Parece que se ha llegado a un acuerdo y en breve plazo empezará una restauración a fondo.



Aquí se rodaron algunos de los exteriores de la película "El Cid", y no es para menos









Sobre la puerta principal un paje sostiene los escudos de los linajes de sus señores: Pacheco y Portocarrero










Este es un pequeño ejemplo de las yeserías que adornan las puertas de paso de unos salones a otros, todas diferentes, a cual más ornamentada










Poniéndonos en vena Cervantina, descendemos a la vida de los rústicos y visitamos la llamada "Casa de Dulcinea" en El Toboso. Una recreación de cómo podía ser la vivienda de unos labradores ricos en el siglo XVII. Esta sinfonía de curvas es la bodega de la casa donde se guardaría el vino y el aceite.











Otro día nos acercamos hasta Almagro, ciudad declarada conjunto histórico-artístico, y no es para menos. No sólo por la elegancia verde y blanca de su Plaza Mayor, o por la fama de su Corral de Comedias. Es una ciudad para pasear por sus calles, blancas y tranquilas, apreciando sus portalones blasonados y admirando las iglesias y conventos. Aquí hay historia y cultura; y lo que es mejor, gusto e interés por conservarlas, como demuestran los festivales de teatro que se celebran todos los años. Tuvimos la suerte de contar con una guía documentadísima, enamorada de su ciudad, que transmitía entusiasmo por lo que mostraba.


















Hacemos un huequecito a la Naturaleza y nos acercamos a ver las Lagunas de Ruidera. No es el mejor momento, porque este año tienen poca agua, y además ya está anocheciendo, con lo que sube un frío húmedo desde la orilla que hiela los huesos. Pero cada época tiene su estética, y el reflejo de los carrizos secos en el agua de transparencia verdosa, también es digno de verse.





Para terminar, el lugar más Cervantino de todos: En Argamasilla de Alba, la Cueva de Medrano, el lugar donde Cervantes estuvo preso, y para matar el rato, empezó a escribir una novela, por hacer algo. Y le salió El Quijote. Casi ná.






En fin, que han sido cuatro días muy agradables, muy culturales y muy bien aprovechados.