lunes, abril 25, 2011

Imágenes de un año




Ya se que lo habitual es hacer resumen del año que ha pasado cuando se cambia de número, a finales de año, en diciembre. Pero ¿por qué no hacer resumen de lo vivido en los últimos doce meses ahora, por Pascua florida, en plena primavera?

Así que voy a hacer un recorrido por las imágenes que resumen algunas de las cosas vividas en estos meses pasados desde la primavera 2010. Ya que dediqué bastante espacio al viaje a Siria, empezaré por el mes siguiente: abril

En abril solemos ir al campito a coger esparragos trigueros, que aunque amargan un poco más que los cultivados, tienen el encanto de la búsqueda y el hallazgo, a veces en sitios tan bonitos como éste de la foto. Y si encima tenemos la suerte de que caigan cuatro gotas y salga un arco iris, mejor que mejor


No nos quisimos perder la ocasión de ver los Ojos del Guadiana aflorando, como hacía mucho que no sucedía.



Tras un invierno de abundantes lluvias los humedales de La Mancha mostraban un aspecto esplendoroso. Las Lagunas de Ruidera eran un hervidero de agua a borbotones saltando de una laguna en otra.


En algunos sitios se remansaba el agua al pie de las choperas, produciendo este efecto de columnata vegetal


Pero quizá fuera en Las Tablas de Daimiel donde el juego del agua y la luz ofrecía efectos mas espectaculares.


La tierra, empapada de agua, florecía por todas partes




Incluso en la terraza de mi suegra, las hortensias se pusieron así de hermosas



En junio hicimos una escapadita a Roma, que no se puede llegar a cierta edad sin conocer uno de los ombligos del mundo mundial.

La Via de la Conciliazione une la Plaza de San Pedro y el Castillo de Sant Angelo



El reflejo del atardecer en las aguas del Tíber, bajo el Puente Fabrizio




Sin lugar a dudas, lo que más me impresionó de Roma fueron los restos de la época imperial: los foros, los templos...

Aquí el Area Sacra Argentina, donde se encontraba el Senado cuando Bruto asesinó a Julio Cesar




Y el Panteón.



Julio nos trajo la alegría de ganar el Mundial de fútbol, que es algo que no pasa todos los días




Y en agosto pasamos una semanita de vacaciones en los Pirineos, que es uno de esos paisajes a los que siempre apetece volver, porque siempre queda algo por descubrir.

Aqui, el paso de la frontera por el Portalet, subiendo desde el Valle de Tena



En el viaje, pasamos por la Abadía cisterciense de Cañas, en La Rioja, donde encontré este delicioso relieve alusivo a mi profesión de bibliotecaria



El broche de oro de las vacaciones fueron unos dias en Cádiz, disfrutando de su "salada claridad" gracias a la hospitalidad de Ro y Antonio, en su torre (si os fijais en la imagen, se les ve perfectamente en su torre haciéndonos una foto)




Esta es la foto que nos hicieron desde su torre, mientras nosotros visitábamos la Torre Tavira:





Ya de vuelta en nuestras tierras disfrutamos de tardes apacibles junto a los amigos en nuestros sábados alcarreños. ¡qué puestas de sol!



Cuando me llamó la atención este Cardo del Sol en los Pirineos, no sospechaba que me lo iba a encontrar otra vez en otro sitio



Colocado en las puertas de las casas, en el país vasco, donde es conocido con el nombre de "Eguzquilore" y se usa para protegerlas de brujas y duendes.



Porque en el Puente de El Pilar hicimos una escapadita hacia el norte, un poco pasada por agua, pero ¿no es este el aspecto más genuino de San Sebastián, arropado por el sirimiri?



Y ya próxima la Navidad, no podía faltar la excursión a Consuegra, a comprar todo el mazapán necesario para celebrar debidamente las fiestas...



...Con Nacimiento tradicional...



...y roscones en abundancia.



En febrero descubrimos la iglesia de San Pedro, en Torremocha del Jarama, que tiene unos frescos medievales maravillosos. Muy recomendable



En marzo, jornada de ensayo intensivo con el Coro Accento, en Guadarrama, con Siete Picos, la Bola del Mundo y la Maliciosa como telón de fondo



Y a finales de marzo, para cerrar este año arbitrariamente comenzado en abril, una escapadita de tres días en Praga, otro de los hitos que no pueden faltar en la vida de ningún buen turista (Iba a decir "viajero" pero Lansky no me dejará emplear ese término indebidamente: ¡Teníamos billete de vuelta!)

Las torres de la Iglesia de Tyn


El gallo que corona uno de los pináculos de las torres de la Catedral





Y el buen detalle, que me gustó francamente, de poner mi nombre a una de las calles del Barrio Pequeño, Mala Strana





Pero prometo un post en exclusiva para Praga, que se merece eso y mucho mas.

Hasta pronto.


domingo, abril 24, 2011

Semana Santa 2011



Tanteo final de la Semana Santa 2011:

Torrijas 41 : Cigarra 0

A la vista está que las torrijas han ganado por goleada a la Cigarra en la dura pugna que se ha mantenido a lo largo de esta Semana Santa.

¿Cómo vamos a entrar en el vestido de las próximas bodas?


martes, abril 05, 2011

No te tomes tan en serio


Tomé prestado en la biblioteca el libro "Optimismo inteligente" de Maria Dolores Avia y Carmelo Vázquez, porque me llamó la atención el título. Como siempre se ha dicho que un pesimista es un optimista bien informado, me picó la curiosidad, a ver si efectivamente es necesario ser un poco "panoli" para ser optimista. Y me ha gustado. Estoy de acuerdo con la tesis que mantiene:

El optimismo no sólo no es de "tontos" sino que es una herramienta eficaz de la evolución que beneficia al individuo y a la especie.
No voy a hacer aquí una recensión del libro, pero si voy a copiar un párrafo con el que estoy especialmente de acuerdo, sobre lo positivo que es desarrollar el gusto por el juego y la travesura.

"Anteriormente nos hemos referido a esa absurda exigencia de gravedad que a veces se hacen a sí mismas las personas e instituciones importantes. Nuestra propia, limitada, experiencia nos ha enseñado que en muchos ambientes profesionales estructurados de forma rígida la gente se comporta de una manera innecesariamente tensa y alerta. Besta con que alguien -perteneciente al grupo, desde luego: a ningún observador externo se le permitiría ningún comentario crítico de ùn grupo profesional al que es ajeno- rompa un poco la norma implícita imperante mediante una broma o un simple comentario cooperativo o amistoso, para que todos los presentes se sientan aliviados y mejore su sensación de comodidad. El gusto por el juego y la travesura infantil, en el mejor sentido de la palabra, es un elemento indispensable para una mente optimista. /...

.../ Algunas de las imágenes que muchos tenemos asociadas a la felicidad plena y sin trabas y a la ausencia de preocupaciones tienen que ver con situaciones de camaradería, bromas de adolescentes o complicidades con otras personas. El humor es un ingrediente muy eficaz que ayuda a tolerar el estrés y lo reduce, convirtiendo en motivo de chanza hasta las situaciones más dramáticas. La capacidad de encontrar elementos de humor genuino en situaciones angustiosas es un recurso inestimable que no poseen muchas personas, pero que puede propagarse y se contagia, con efectos muy saludables.

Especialmente recomendable es no tomarse a uno mismo demasiado en serio y reirse benévolamente de sí. Al fin y al cabo, no tenemos ninguna importancia. Existe algo muy pretencioso en el sentimiento de "culpa universal" de las personas depresivas, y el afán de mejorarse, exigirse siempre más, no estar nunca satisfecho consigo mismo y sufrir por las propias limitaciones encierra un orgullo muy poco realista. En situaciones clínicas hemos recurrido a veces a recetar "un poquito más de humildad" y a hacer uso de la estrategia, algo paradójica, de indicar al sufridor que no trate de esforzarse más; porque verdaderamente es una persona imperfecta que nunca alcanzará el ideal, por mucho que lo intente." (pp. 236-237)


("Optimismo inteligente" , Maria Dolores Avia, Carmelo Vázquez; Alianza Editorial, El libro del Bolsillo 3602, Madrid, 1998)

lunes, abril 04, 2011

Grabaciones del 2 de abril de 2011


Una pequeña muestra de cómo sonó el concierto del sábado pasado

"O Vos omnes" de Tomás Luis de Victoria"





"Tenebrae factae sunt" de Tomás Luis de Victoria






"Judas, mercator pessimus" de Tomás Luis de Victoria




Para terminar el concierto cantamos juntos los dos coros: el Villa de Móstoles y el Accento, junto con la orquesta de cámara que les acompañaba, el Ave Verum de Mozart