miércoles, junio 27, 2007

Salinas en prosa

"En ciertas películas de Hollywood encanta ver la simplificación a que llegan los personajes en sus tratos: el héroe reparte puñadas, o balines, con naturalidad perfecta, a un cierto grupo de sus semejantes, que le son adversos. Al segundo siguiente -sin duda porque en esto de las películas hay que apurarse y no malgastar el tiempo en matices ni transiciones - estrecha en sus brazos a la heroína, y la osculación espaciosa - lo único donde no es de lugar la prisa en el arte cinematográfico americano - sucede con perfecta naturalidad al sopapo o al homicidio. Así la energía que Dios nos dio se emplea sin cavilaciones, en quebrar cabezas cuando son de varón, y hocicarlas cuando son de hembra."

Pedro Salinas, "El Defensor", (Alianza Editorial, nº 79, Madrid, 1967)




2 comentarios:

Franziska dijo...

¡Dios! Es verdad. Hace tantos años que no veo cine americano que lo había olvidado.

Franziska dijo...

Sí, la violencia y el sexo aunque fuera sin entrar en detalles... pero, por añadidura, las mil versiones sobre el mismo tema. Sólo con ver las carteleras ya sabías lo que iba a pasar.