domingo, junio 27, 2010

Detalles de Roma

Roma ha sido fotografiada hasta la saciedad y probablemente por fotógrafos mucho mejores que yo, de manera que paso directamente a esos detalles que me han llamado la atención: aldabas, rincones, hornacinas callejeras con Vírgenes... detalles en los que quizá no se fijen las hordas atareadas de japoneses que corren desde el Foro al Vaticano, de la Trinitá dei Monti a San Juan de Letrán, pero que son mi debilidad.


La costumbre de poner virgencitas en las fachadas llega a todos los barrios de Roma (por lo menos, en el centro) y tengo que confesar que me sugieren mucha más religiosidad que las cúpulas del Vaticano, San Pedro me perdone...










Las hay de estilo levemente bizantino






En grandes frescos, como éste de la piazza della Rotonda











O en hornacinas más sencillas como esta de Via Nazionale









Escondidas en un rincón y casi borradas por el tiempo,
pero con flores frescas








Con marco de querubines, junto a Santa Cecilia in Trastevere









Ventanita con visillo de encaje, plantas verdes, lucecita encendida...
no le falta detalle











De humilde arcilla...











o de cerámica policromada, al estilo toscano de Lucca della Robia








Este tipo abunda mucho, con más o menos colorido























Pero de las de cerámica esmaltada, la que mas me ha gustado ha sido esta,
próxima a la Plaza de España






Esta tiene una ubicación concurridísima, junto a la Trinitá dei Monti







como esta que incluye a Santa Ana, en los muros del Vaticano
















Via della Scala, en el Trastevere










Una vidriera de comienzos del S XX en los Museos Vaticanos












Les confieso que las ventanas han sobrepasado mis expectativas: en todas esperaba que apareciese Tosca a punto de suicidarse: eso no es una ciudad, es un decorado de ópera. Lo que no quiere decir que no me haya gustado muchísimo, faltaría más. Aunque la ópera no sea mi música favorita, todos tenemos arias que nos emocionan. Pero del mismo modo que prefiero música menos aparatosa, también me decanto por las ventanitas más humildes







En el Vaticano, con glicinias













En el Trastevere, Via Lungara, con buganvillas











Estas no se puede decir que sean humildes.

Pertenecen a la casa donde murió el poeta Keats




Y esta es la que más me impresionó de toda Roma, en el edificio que más me gustó: el óculo que corona la cúpula impresionante del Panteón.

Nueve metros de diámetro. Piensen en las dimensiones de una habitación cualquiera, en la que se encuentren en este momento, que seguramente cabe con holgura en ese agujero. Y ahí está "sosteniendo" esa cúpula asombrosa desde hace 2000 años





En cambio, la aportación del S. XX a sus descendientes queda reflejada en esta imagen:

el Fiat 500. ¿Quedará alguno dentro de 2000 años?






Hay carteles muy antiguos, de 1763, advirtiendo sobre las penas que caerán sobre el que arroje inmundicias a la via pública (o forme "mondezzaro", que no lo he encontrado en el diccionario)



Y otros, más modernos y discretos que expresan la opinión que les merecen los parlamentarios a sus compatriotas


Las aldabas, otra de mis aficiones, van desde el modelo más sencillo



a otros bastante más barrocos




























Y para despedirnos, una imagen que reune dos de las facetas mas notorias de Roma: el pasado imperial y su importancia como centro religioso de la cristiandad




¡Hasta pronto, felices vacaciones!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué tía, que envidia me das!

"mondezzaro", me dice un colega italiano, es el término romanesco de "immondizia" en italiano

Lansky

No a todo dijo...

¡Mira qué recopilatorio más majo te ha quedado!

¡Felices vacaciones!

Alicia dijo...

¡Qué hermosos recuerdos! Me encantan :-)
Un beso

Galdina dijo...

¡Qué monadas las hornacinas de las Vírgenes!.Eres una caja de sorpresas, todavía te quedaban cosas que mostraaar.
Acertadísimo el que te hayas fijado en las hornacinas.
Felicidades por tantos viajes!,¡qué envidia!,y que siga la racha amiga.

Zafferano dijo...

Sigo encontrándole un encanto especial a las ventanas. La de las glícinas es una maravilla.

Un besote, viajera, y felices vacaciones a ti también!

Joaquín dijo...

Espléndida colección de imágenes, y magnífico gusto seleccionando objetivos. Veo que compartimos la pasión por Italia y Siria, destinos que también he visitado este último año.

Saludos.

Cigarra dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios

Lansky, tu tenías que saber lo que era mondezzaro, pozo de sabiduría!
¿Tendrá algo que ver con las "mondas"?

Hola, NO a todo, encantada de verte por aquí

Alicia, anímate y date una vueltecita por Roma. Pero no ahora, que si hace tanto calor como en Madrid, debe estar inhabitable.

Galadina, tu siempre tienes palabras amables. Mil gracias, buen verano!

Zaffe, se me cambió el chip en Roma, y no me dediqué mucho a las ventanas. La próxima vez me fijaré mejor ¡porque tengo que volver!

Joaquín, ne he dado una vuelta por tu blog y efectivamente, he encontrado gran cantidad de afinidades en nuestros gustos. Encantada de recibirte por aquí, y me verás en tu blog con frecuencia. Saludos

Anónimo dijo...

¡Una maravilla de reportaje!
Me dejas fascinada por completo, tanto por tu manera de mirar como por el modo de transmitir lo que ves.

Besos,

Carmen