domingo, junio 27, 2010

Detalles de Roma

Roma ha sido fotografiada hasta la saciedad y probablemente por fotógrafos mucho mejores que yo, de manera que paso directamente a esos detalles que me han llamado la atención: aldabas, rincones, hornacinas callejeras con Vírgenes... detalles en los que quizá no se fijen las hordas atareadas de japoneses que corren desde el Foro al Vaticano, de la Trinitá dei Monti a San Juan de Letrán, pero que son mi debilidad.


La costumbre de poner virgencitas en las fachadas llega a todos los barrios de Roma (por lo menos, en el centro) y tengo que confesar que me sugieren mucha más religiosidad que las cúpulas del Vaticano, San Pedro me perdone...










Las hay de estilo levemente bizantino






En grandes frescos, como éste de la piazza della Rotonda











O en hornacinas más sencillas como esta de Via Nazionale









Escondidas en un rincón y casi borradas por el tiempo,
pero con flores frescas








Con marco de querubines, junto a Santa Cecilia in Trastevere









Ventanita con visillo de encaje, plantas verdes, lucecita encendida...
no le falta detalle











De humilde arcilla...











o de cerámica policromada, al estilo toscano de Lucca della Robia








Este tipo abunda mucho, con más o menos colorido























Pero de las de cerámica esmaltada, la que mas me ha gustado ha sido esta,
próxima a la Plaza de España






Esta tiene una ubicación concurridísima, junto a la Trinitá dei Monti







como esta que incluye a Santa Ana, en los muros del Vaticano
















Via della Scala, en el Trastevere










Una vidriera de comienzos del S XX en los Museos Vaticanos












Les confieso que las ventanas han sobrepasado mis expectativas: en todas esperaba que apareciese Tosca a punto de suicidarse: eso no es una ciudad, es un decorado de ópera. Lo que no quiere decir que no me haya gustado muchísimo, faltaría más. Aunque la ópera no sea mi música favorita, todos tenemos arias que nos emocionan. Pero del mismo modo que prefiero música menos aparatosa, también me decanto por las ventanitas más humildes







En el Vaticano, con glicinias













En el Trastevere, Via Lungara, con buganvillas











Estas no se puede decir que sean humildes.

Pertenecen a la casa donde murió el poeta Keats




Y esta es la que más me impresionó de toda Roma, en el edificio que más me gustó: el óculo que corona la cúpula impresionante del Panteón.

Nueve metros de diámetro. Piensen en las dimensiones de una habitación cualquiera, en la que se encuentren en este momento, que seguramente cabe con holgura en ese agujero. Y ahí está "sosteniendo" esa cúpula asombrosa desde hace 2000 años





En cambio, la aportación del S. XX a sus descendientes queda reflejada en esta imagen:

el Fiat 500. ¿Quedará alguno dentro de 2000 años?






Hay carteles muy antiguos, de 1763, advirtiendo sobre las penas que caerán sobre el que arroje inmundicias a la via pública (o forme "mondezzaro", que no lo he encontrado en el diccionario)



Y otros, más modernos y discretos que expresan la opinión que les merecen los parlamentarios a sus compatriotas


Las aldabas, otra de mis aficiones, van desde el modelo más sencillo



a otros bastante más barrocos




























Y para despedirnos, una imagen que reune dos de las facetas mas notorias de Roma: el pasado imperial y su importancia como centro religioso de la cristiandad




¡Hasta pronto, felices vacaciones!

viernes, junio 25, 2010

Recomendacion

Mientras organizo y preparo un post sobre mi reciente viaje a Roma, les recomiendo fervientemente que no se pierdan la ultima entrada de un blog que no se prodiga mucho, pero que cuando lo hace es absolutamente memorable:

Hasta pronto

jueves, junio 10, 2010

Ventanas, puertas y aldabas de Siria

Hacía mucho tiempo que no dedicaba un post a mi afición principal, y antes de que se me aleje demasiado el recuerdo del viaje a Siria (olvidarlo es imposible) traigo aquí una pequeña selección de las ventanas, puertas y aldabas que más me llamaron la atención.
Espero que os gusten


Palmira.
Tumba-Torre de Elhabel




Palmira.
Tumba-Torre de Elhabel

La ventanta anterior se ve así desde dentro




Qalat Siman.

Basílica de San Simeón Estilita




Qalat Siman.

Basílica de San Simeón Estilita




Qalat Siman.

Basílica de San Simeón Estilita





Krac de los Caballeros





Krac de los Caballeros




Hama.

Blanca de caliza y negra de basalto


Hama


Hama



Ciudadela de Alepo.

Torre de la entrada



Ciudadela de Alepo.

Ventana del Salón del Trono




Ciudadela de Alepo.

Las serpientes que custodian la entrada principal




Ciudadela de Alepo.

Ventana en el minarete de la mezquita




Ciudadela de Alepo





Ciudadela de Alepo





Ciudadela de Alepo




Ciudadela de Alepo.

Hasta la figura de la chica juega con los mismos colores.





Alepo




Alepo.



Alepo.




Damasco.

Su ciudadela no es tan impresionante como la de Alepo, pero hace lo que puede.




Damasco.
Cerrojo de la puerta de la Gran Mezquita por donde entran los turistas




Damasco.

La otra parte del cerrojo



Damasco.


Gran Mezquita de los Omeyas


Damasco.
Gran Mezquita de los Omeyas


Damasco.

Gran Mezquita de los Omeyas




Damasco

Palacio Azem




Damasco

Palacio Azem


Damasco

Khan Assad Pasha




Damasco.

Khan Assad Pasha




Damasco.

Khan Assad Pasha



Damasco.

Khan Assad Pasha

Detalle del cerrojo de madera




Damasco.

Khan Assad Pasha
Otra forma de cerrar las puertas


Damasco.

Khan Assad Pasha




Damasco.

Khan Assad Pasha
Flores en la fuente




Damasco.




Damasco.




Damasco.

Camino de la Tumba de Saladino




Damasco.





Damasco.





Damasco.




Damasco.




Damasco.




Damasco.




Damasco.




Damasco.

Estos púlpitos con capiruchete son característicos de las Madrasas, escuelas coránicas.




Damasco.

La famosa Casa Torcida al principio de la Vía Recta. Qué paradoja




Damasco.





Damasco.





Damasco.





Damasco.

Una fuente pública




Damasco.




Damasco.


La aldaba de la puerta anterior




Damasco.





Damasco.




Damasco.





Damasco.

Otra fuente




Damasco.




Damasco.

La ventana de San Pablo, la más ilustre de Damasco






Damasco.
La Cigarra se despide con un autorretrato en el cristal de esta puerta.

¡La próxima, en Roma!