viernes, enero 14, 2011

Copiar No Es Robar

Hace mucho que no sacaba el tema y un excelente artículo publicado en El Pais

http://www.elpais.com/articulo/cultura/cena/miedo/reunion/ministra/Sinde/elpepucul/20110112elpepucul_8/Tes

me ha hecho llegar hasta este simpático video:




Y erradiquemos de nuestro vocabulario la palabra "pirata" aplicada a las descargas en la red, o al intercambio archivos, mientras no nos lucremos con esas acciones.

Más bien tenemos que difundir la denominación de "Corsario" para la SGAE y otras entidades afines, ya que se ajustan perfectamente a la definición de la Real Academia:

Corsario: 1. adj. Se dice del buque que andaba al corso, con patente del gobierno de su nación.

8 comentarios:

Lansky dijo...

Siento (bueno...no) disentir, pero copiar sí es robar en algunos casos, pero hay que ver a quién se roba, multinacional, creador, dependiente de tienda y qué soluciones buscar. Los partidarios del todo gratis le extán haciendo el juego finalmente a los que se están asegurando ya el monopolio en la Red

Cigarra dijo...

Tu mismo lo has dicho, en algunos casos. Si te lees con atención el artículo que cito verás que no se trata de "todo gratis" sino de cobrar razonablemente. Como dice un comentarista en otro blog, me parece lógico pagar por ver un estreno, pero ¿pagar por ver una película que tiene 20 ó 25 años?
¿Que los editores tengan el morro de poner una nota de "prohibido el préstamo público" en libros por los que las bibliotecas ya han pagado el precio que ellos piden? ¿Sabes que hay notas de copyright en las que se atreven a prohibir "la lectura en voz alta"?
¿¿¿¿¿¿????????
¿Hasta dónde quieren llegar?

Miroslav Panciutti dijo...

Gracioso el video, inspirado en la metáfora (¿de San Agustín?) de la llama de una vela, que cuando se comparte con otra vela, se duplica, sin perder nada la original.

Es obvio que cuando me descargo una peli dejo de ir a verla al cine y, por tanto, dejo de pagar la entrada y los titulares de los derechos dejan de cobrar un diero por su trabajo. Como bien dices, la cuestión es que no se puede generalizar simplonamente. En mi caso, por ejemplo, las pelis que me bajo no las dan en el cine y ni siquiera la gran mayoría son adquiribles pagando.

Pero, en el fondo, lo que a mi modo de ver se está poniendo en cuestión es un concreto sistema de comercialización que, les guste a ono y por muchos intentos de criminalización que hagan, se irá progresivamente al garete. Habrá que buscar nuevas formas de negocio, aunque no les guste a la SGAE y similares (porque obviamente su propia existencia depende de este sistema de comercialización).

Lo que sí tengo clarísimo es que la cultura no va a desaparecer. El ser humano seguirá produciendo música, litertaura, hasta cine ... Porque la necesidad de expresar sus inquietudes va con su naturaleza.

Vanbrugh dijo...

Yo tengo que insistir en un argumento simplón de tan evidente: no hay robo sin que alguien pierda la posesión. Mi descarga en Internet no priva de la posesión al propietario, luego llamarla robo es, lisa y llanamente, una mentira. Interesada e intoxicadora.

Ni siquiera del precio de mi entrada o de mi CD o de mi copia legal privo a nadie, puesto que difícilmente podría quitarle lo que no tiene. Cualquiera con la firme decisión de no pagar jamás una entrada, disco o película; o, más sencillamente, con imposibilidad de hacerlo -porque, por ejemplo, no tenga dinero- no está privando a NADIE de NADA por muchos archivos que se baje de Internet. Insistir en llamar robo a eso no es comprensible sino como deliberado intento de engañar y manipular.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Estaba pensando en estos asuntos cuando veo el enlace que propones. Es interesante el artículo. Con tu permiso, me hago eco de él para reforzar un texto que estoy terminando.
Un abrazo fuerte

Cigarra dijo...

Efectivamente, Miroslav, la cultura no va a desaparecer. Pero ¿tu crees que a Teddy Bautista y a Ramoncín les importa más la cultura o su negocio?

Has puesto el dedo en la llaga, Vanbrugh. Yo no voy prácticamente al cine, porque es caro y porque no tengo tiempo, sobre todo. Así que no estoy dejando de ir porque me lo baje de internet. Que lo grande es que apenas me bajo nada, con lo pesada que me pongo. Pero no es por el huevo, es por el fuero. Y me indigna que la gente se considere a si misma "pirata" por estas cuestiones.

Bienvenida, Cecilia. A mi lo que mas interesante me pareció de este artículo es el hincapié que hace en el miedo que tienen las instituciones, sobre todo la ministra Sinde, miedo basado en el desconocimiento más que nada, y en la falta de imaginación para arbitrar nuevos modelos de mercado.

Más imaginación y menos subvenciones al cine ¿por qué tienen que estar subvencionados los cineastas y no las bordadoras de punto de cruz, pongo por caso?

Raquel Márquez dijo...

Hola, Cigarra! Qué gusto volver a darme un paseo por aquí :)

Me encanta esta entrada y tus comentarios. Copiar nunca es robar, intercambiar tampoco.

Hoy se me ha ocurrido un slogan al respecto: "Los de Panini no viven del aire. Sé legal: no cambies cromos".
Porque es "obvio" que cromo que cambias, dinero que le deja de llegar al fabricante y al distribuidor, ergo les estás quitando el pan de la boca...

Con todo el tema de la ley Sinde, me pasé semanas empapándome de argumentos diferentes en internet, y después de tanto leer y ver cosas, mi documento preferido sobre el tema es este: http://www.youtube.com/watch?v=VlwPETn3PxM

Un beso!
Raquel

Cigarra dijo...

Hola Raquel: gracias por tu visita y por el video que me has aconsejado. Mas razón que un santo, tiene ese señor. Haría falta que los histéricos de la piratería se dieran cuenta de por dónde van las cosas. La mayoría de los libros que tengo los compré porque descubrí a su autor gracias a un libro prestado o sacado de una biblioteca.