martes, junio 25, 2013

Primavera de aguas: Tablas de Daimiel y Lagunas de Ruidera


Este año la primavera trajo agua; según dicen, Marzo ha sido el mas lluvioso de los marzos desde que se contabilizan estas cosas, allá por los años cuarenta del siglo pasado. Y aunque en algunos lugares tanta agua ha sido catastrófica, en otros ha sido una bendición: por ejemplo para el acuífero 23 que ocupa el subsuelo de gran parte de Castilla-La Mancha. Este acuífero, sobreexplotado en los ultimos años del siglo XX, es el que nutre y se nutre a su vez de las aguas del Guadiana, ese río impredecible, difícil de conocer, sobre cuyo nacimiento no acaba de haber acuerdo. Pues bien, hace 4 años, la superficie del acuífero se encontraba a 25 metros de profundidad, y sin embargo, este año se encuentra a menos de 2 m. de profundidad, y según en qué lugares, aflora al fin como debe ser, por ejemplo, en los Ojos de Guadiana.

Así nos lo cuenta La Verdad de Murcia:
http://www.laverdad.es/murcia/20130406/local/region/acuifero-occidental-201304061057.html

Y en este blog se puede ver un video filmado desde una avioneta
http://www.miciudadreal.es/2013/04/14/la-mancha-como-jamas-la-viste-impresionante-vuelo-sobre-la-autopista-de-agua-del-acuifero-23/

Así que nos dispusimos a contemplar tanta hermosura con nuestros propios ojos, y a mediados de mayo hicimos una excursión doble: por la mañana a las Tablas de Daimiel


Las pasarelas que permiten adentrarse en las Tablas en años pasados se internaban entre terrenos secos o a lo sumo herbazales que proliferaban sobre el barro. Este año daba gusto caminar sobre el espejo del agua, y verlo bullir de vida, tanto peces como aves.









 Y por la tarde a ver las Lagunas de Ruidera


 
Las Lagunas de Ruidera  son un entorno muy diferente; aunque protegidas en parte como Parque Natural, están fuertemente humanizadas, rodeadas de construcciones y con lugares adaptados para el baño, incluso.



 Pero así y todo, en esta época primaveral, en que todavía los rigores del estío no han atraido a los veraneantes, si se llega hasta el origen, donde comienza a embalsarse el agua debido a las formaciones rocosas que ella misma provoca con sus sedimentos dando lugar al rosario de lagunas escalonadas, es posible encontrarse casi a solas con el paisaje para disfrutar de tanta belleza



 En años de menos agua, las lagunas están bien diferenciadas unas de otras y cada una luce un color diferente, debido a la vegetación del fondo, el efecto de la luz, o la profundidad del agua. Pero en años de muchas lluvias, como este, se desbordan y entonces los lugareños dicen que "cantan", por el fragor de las aguas saltando de una laguna en otra.

Explicación de cómo se forman las barreras que las separan: 





Tras el tumulto del agua saltarina, pudimos disfrutar de la paz del crepúsculo en las aguas remansadas




 Y más adelante, junto al Embalse de Peñarroya, un atardecer que hacía pensar en la canción de Atahualpa Iupanqui: "Un degüello de soles muestra la tarde..."



 En el próximo post veremos otro paraje acuático que merece un capítulo por si sólo: 
El Canal de Castilla


4 comentarios:

Galdina dijo...

Vaya preciosas fotos que has tomado, me han encantado Giuse. Y como siempre con toda su completa información. He visto el vídeo de la avioneta y desde luego, no hay mejor forma de hacerse una idea de como está el Guadiana y sus acuíferos. Es muy bueno y me ha gustado.
Gracias, amiga, buen trabajo!!

Lansky dijo...

De todas formas, y sin pretender alardear de pesimismo, una cosa es que un año de lluvias excepcionales como esta primavera haga aflorar ‘muy temporalmente’ el agua y otra cosa bien distinta es que se recargue en una sola primavera el agotado acuífero 21, cosa que no ha pasado ni va a pasar. En realidad Daimiel —Ruidera es otro asunto— se ha convertido en un estanque de patos (los ‘tarros’, Tadorma de tus fotos son semi domésticos) con sus trasvases y sus rellenos, pero ya no son afloramientos, sino sumideros de agua. En varias décadas el asunto sería relativamente reversible si se suspendieran las perforaciones de pozos y las extracciones actuales: en décadas.

Las fotos estupendas, como siempre. Y el agua, qué gloria da verla correr.

Cigarra dijo...

Gracias por tu visita y tus alabanzas, Galdina

Buenos días, Lansky. Creo que no se trata de "un año" solamente. Por lo que he visto rastreando diversas páginas parece que confluyen varias circunstancias positivas y por una vez los pesimistas van a estar mal informados. La recuperación del acuífero 23 viene siendo un hecho desde hace varios años, y parece ser que se han alcanzado niveles de agua que no se conocían hace mas de 30 años. Ya íbamos por buen camino hace 3 años, cuando hicimos otro viaje en la primavera de 2010 y un entendido de la zona nos mostró algunos buenos síntomas de recuperación. Hay un estupendo reportaje comparativo en este blog:
http://ria-de-ribadeo.blogspot.com.es/2013/06/tablas-de-daimiel-i-la-milagrosa.html

Efectivamente los tarros de la foto se encontraban en la laguna de aclimatación, que es apenas una jaula grande, pero también vimos otras especies, demasiado esquivas para el objetivo de una aficionada sin muchos medios técnicos como yo: somormujos, pollas de agua (por cierto, la escena de una polla de agua echando de su zona de anidamiento a un azulón de mucho mayor tamaño que ella, mereció la pena) garzas y garcillas, patos colorados y patos cuchara... De verdad daba gusto ver tanta vida. Y eso que era fin de semana y había demasiada gente para mi gusto.
Seamos optimistas... mientras podamos

Lansky dijo...

Acuífero 23, en efecto, el 21 es el detrítico de Madrid, no tan fané y descangallao, aunque camino lleva. Y no, lo siento, pero pese a las apariencias, al acuífero '23' le faltan décadas para recuperarse, y ya veremos.... Entre tanto a Daimiel se le ha procurado que retenga el agua con diversas obras de trasvase, diques, etc., de ahí lo de estanque de patos, pero la dinámica fluvial “Ojos del Guadiana- Záncara-Cigüela- sistemas subterráneos- afloramientos “ya no es la misma que funcionaba; de hecho las plantas limnícolas y galería: Phragmites, Cladium, Typha, Tamarix, Populus, etc. han cambiado y lo delatan

Me gusta ser optimista y ver el vaso medio lleno y todas esas leches, pero soy un pesimista bien informado.

Un abrazo, música, pedazo de fotógrafa