martes, julio 29, 2008

Palomares zamoranos

Hace ya tiempo que tenía ganas de dedicar un espacio a un tipo de construcción tradicional que es característica de algunas zonas de España, como en la Tierra de Campos que se extiende por las provincias de Zamora, Valladolid, Palencia y León.

Son los palomares, como su nombre indica, construcciones dedicadas a la cría de pichones y palomas, que en su momento debieron constituir un añadido importante a la dieta campesina.
Los materiales con que eran construidos variaban según la zona, pero en la comarca donde estuvimos nosotros, cerca de las lagunas de Villafáfila, el material predominante era el adobe, noble y tradicional.

Su mole se levanta solemne y reposada en medio de la planicie, y en algunos casos en muy buen estado de conservación.





Muchos de ellos se ven todavía ocupados por palomas, que dan un punto de vida a la llanura, con sus vuelos y sus arrullos.




Encontramos tanto formas circulares como cuadradas, pero siempre coronadas por los tejadillos escalonados.













Todos tienen una única puerta, generalmente orientada al mediodía, para que el dueño entre a limpiar (la palomina se utiliza como abono), a recoger huevos o pichones y a hacer otras labores de mantenimiento.








Algunos han sido reconstruídos para otros usos, como éste que sirve de lugar de nidificación a una rapaz en peligro de extinción, el Cernícalo Primilla








En esta página mencionan precisamente este palomar reconvertido en lugar de nidificación de esta rapaz


(pinchar en la foto)





Pero a mi casi me gustan más esos que están ya un poco trabajados por el tiempo...





... el contraste entre el nuevo, en primer término, y el viejo allí detrás ...





...donde el tapial se va agrietando y amenaza con desmoronarse...





... dejando a la vista los nidales donde las palomas criaban a sus pichones ...
















... pero todavía hay muchos en activo, y al atardecer se pueden ver bandadas de palomas que vuelven a pasar la noche, seguras y confortables, como signo de una tradición conservada.




Por último recomiendo esta página, donde se hace un estudio completo y muy interesante sobre materiales, formas, técnicas constructivas y ornamentales de los palomares de esta zona próxima a Villafáfila: http://fafila.iespana.es/





8 comentarios:

Cecilia Alameda Sol dijo...

No conocía este tipo de construcciones, si he visto alguno he creido que se trataba de otra cosa. ¡Qué bien cuidadas las palomas, esos bichos que se nos meten en los tejados de las casas o en el doble techo de las cocinas y se comen los cables de la electricidad!

Erlo dijo...

¡Qué interesante este reportaje, y las fotos bien explicativas y a la vez muy artísticas! Viendo las imágenes se piensa que son captadas en el norte de África o en el Yemen o en algún otro país, y no en la cercana provincia de Zamora.- De hecho, yo tampoco no tenía ninguna idea de ese tipo de palomares, sólo conocía las de dimensiones bastante más reducidas y de menos esmero arquitectónico, y en su mayoría redondas.

Cigarra dijo...

Es cierto, Cecilia, que las palomas en las ciudades parecen ratas con alas, comiendo desperdicios y manchando fachadas y coches con sus excrementos corrosivos. Pero allí, en un entorno natural, se reconcilia uno con ellas; recuperan su lugar tradicional como complemento de la vida campesina y agrícola. ¡Si es que el hacinamiento urbano no es bueno para nada, ni para las palomas!

Es que no estamos tan lejos del norte de África, Erlo. Y aunque en invierno las lagunas de Villafáfila son un entorno húmedo y verde, en verano no queda una gota de agua y es un secarral. Pero ese paisaje también tiene su encanto, y desde luego, los palomares le dan una personalidad muy especial, de un modo similar al de los "bombos" de Tomelloso, en La Mancha.
(Ver post anterior http://cigarrales-cigarra.blogspot.com/2007/02/bombos-en-tomelloso.html)

Lansky dijo...

Excelente reportaje, cigarra, siempre me han encantado estas construcciones de adobe.

Por cierto, la paloma bravia y la doméstica de las ciudades no son la misma especie exactamente, como no lo es la zurita que anida en cantiles o la torcaz que lo hace en encinares.

Si vas a francia te recomiendo los palomares normando de columbage ( viene de ahí, de palomar): adobe o ladrillo cocido con vigas de encofrado a la vista). En la revolución francesa se calculaba el impuesto de bienes raices de las fincas por el nº de palomares y de palomas de cad predio.

Cigarra dijo...

Ya me parecía a mi que estas palomas urbanas son como los parientes golfos y barriobajeros de la familia de las palomas.
¡Se me ha ocurrido buscar en google "colombage normandie" y he encontrado tal cantidad de fotos preciosíiiiisimas de casas y ventanas, que casi me da un flas!
mirad en http://www.flickr.com/photos/tags/colombage/show/

zwingenstein dijo...

Las palomas no eran solo para comer, se utiliba la palomina para abono y para la extracción de nitratos para polvora, muy buen post enhorabuena

Cigarra dijo...

No sabía lo de los nitratos para la pólvora, Zwingenstein; Ya ves tú qué paradoja, siendo las palomas el símbolo de la paz. ¿No tienes un blog donde charlar contigo? Bueno, estaré encantada de charlar contigo aquí siempre que quieras, bienvenido

villafafila dijo...

Hola he visto esta post sobre los palomares, y soy de Villafáfila donde se hace la visita.

En al web www.villafafila.net hay una sección dedicada a los palomares.

Sobre las caractetísticas construtcivas y la otra es un censo de los palomares de Villafáfila y Otero de Sariegos de 1993, donde se explica la metodología datos, y la otra las fichas de cada palomar.