miércoles, julio 23, 2008

Seguimos en las nubes

Cedo la palabra a mi niña la mayor para que os comunique la noticia de la semana:


Por la presente comunico de que: YA SOY AZAFATA (y lo del 'de que' va de broma, no vayan a dudar de mis conocimientos gramaticales y lingüísticos y sobretodo, no quiero dejar mal a mi Señora Madre). Quiere decir que ayer tuve el examen que fue muy fácil y, como no podía ser menos, aprobé sobradamente (como sabeis no me gusta presumir, pero saqué un 91%). También quiere decir que en un futuro puedo ser yo la señorita petarda del avión a la que no se entiende cuando habla por el micrófono y que hace el tonto en el pasillo con el chaleco y la mascarilla mientras los pasajeros se ríen de ella, le hacen burla o simplemente pasan. Sin embargo estaré encantada de serviros cafés y comida de plástico y de salvaros la vida si fuera necesario.


(Nota del transcriptor: ahora solo falta que la contraten en cualquier compañía que ofrezca billetes gratis a la mamá de la azafata y no me volveis a ver el pelo)


13 comentarios:

Marcelo dijo...

Enhorabuena! Dos preguntitas: Ya tenemos compañía aerea? Para no tener que andar preguntando en cada avión "eres tú cigarrita"?
la otra: es la que responde como Miguelito de Mafalda?

Cigarra dijo...

Pues si, Marcelo, es la "miguelita" de mi casa. Todavía no tiene trabajo, en realidad lo que ha aprobado es el examen previo que hace Aviación Civil para que puedan presentar sus curricula en las distintas compañías. Pero con la crisis económica no es si es el mejor momento para buscar trabajo en ese sector.
La otra "retoña" de la familia es la que me deja de vez en cuando algún comentario aquí, aunque no se prodiga demasiado ultimamente.

Azofaifa dijo...

¡Qué emoción siento en mis interiores al ver que tengo un post para mi solita en este famoso y premiado blog! Procuraré que no se me suba a la cabeza.
Querida progenitora, no digas aquello de "no tiene trabajo" que tenerlo, lo tengo, que se van a pensar tus visitantes que soy una holgazana. Ahora, de Aerobombón todavía no ejerzo eso es verdad (aéreamente se entiende, de bombón procuro ejercer lo más posible).
Marcelo, me encanta que te gusten mis citas de Miguelito. Incluyo aquí la que un bonito día le dije a mi madre a las puertas del retiro:
-Es asombroso que un árbol pueda crecer tanto (Mafalda o imagínese mi madre recreándose en los castaños de indias, plátanos de sombra y demás especies)
-Bueno, después de todo ¿en que otra cosa puede emplear su tiempo un árbol? (Miguelito o yo misma)

Anónimo dijo...

Gentil Azofaifa, si siguieras la producción bloguera de tu madre con la atención que se merece, te habrías dado cuenta de que ese diálogo (para besugos) consta ya en las entradas de este blog, y Marcelo lo conoce de sobra. Por eso te compara con el Miguelito de Mafalda. A ver si leemos con más atención, que no me explico cómo te han dado una calificación tan alta en ese examen, rediez!
(por otra parte, me encanta el nick y te va como anillo al dedo. O como gorrito a la azafata)

Azofaifa dijo...

Pensaba haber firmado como La chata, pero me parecía pelín fuerte.
Efectivamente anónimo, tienes razón y después de comentar he visto que estoy presente en post anteriores y ¡hasta hay un debate sobre mis frases célebres! (Yo encantada de que se hable de mi, aunque sea mal). Aunque sean copiadas, hay que reconocer el mérito de saber usarlas en el momento adecuado. Perdonad mi despiste.
Tienes que comprender que mi amadísima madre habla casi tanto como escribe (y a velocidades supersónicas) y recibir tanta información por dos lados diferentes, satura al más paciente.
Además los genios tienen que ser incomprendidos por alguien, si no no tienen gracia. Es como la Caballé que dice que en su casa se cabrean si canta.
Prometo leer más a menudo este blog y por supuesto, participar. Antes he dicho que tenía trabajo, pero veo que como siga a este ritmo me van a echar rapidito.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Enhorabuena para las dos, porque el triunfo de la niña es el éxito de la madre. Y más cuando es una madre tan amiga de viajes y aventuras...

Azofaifa dijo...

Yo me había hecho azofaifa para perderla de vista, pero creo que no va a ser posible.
Muchas gracias Cecilia por tus felicitaciones. Mucho mérito tiene mi Santa Progenitora (Mragenitora sería ¿no?) que me preguntaba la lección.

Marcelo dijo...

Azofaifa: no sólo que conocía esa historia, sino que me la he llevado a mis premios "Pedro Menárdez 2008", que he entregado en mi blog. Esa historia, tu razonamiento y la conclusión de tu madre, son de lo mejor que cité. Muy bueno lo de aerobombón! Ya veo que le digo "hola aerobombón" a una azafata y me hacen bajar en medio del vuelo...

vegaspes dijo...

¡Muchísimas felicidades! La verdad es que tiene que ser un trabajo a saco de guay.

Es mi segunda opción si no consigo trabajo donde quiero según acabe la carrera :)
Quién sabe, igual algún día acabemos de compañeras.

Azofaifa dijo...

Lo de Aerobombón es totalmente aceptable. Por lo visto en los 70 en América Latina se les llamaba así. (¿Veis? Se puede ser azofaifa y culta)
Marcelo, que honor que hayas premiado la anécdota, de verdad. Si mi madre reprodujera alguna que otra escena familiar más, en unos meses nos llevábamos el Oscar virtual.
Vegaspes en cuanto tenga curro te enchufo el currículum
(Mierda me acaba de pillar mi jefe poniendo el post, menos mal que es majo. De todas maneras para lo que gano...)

Zafferano dijo...

Enhorabuena Azofaifa! Y también a su madre, que para eso la parió.

Un besote a las dos. Qué envidia!

La Uge dijo...

Oye, Aerofaifa, ¿para cuándo tu propio blog?
Como estoy segura de que la charlatana de tu mragenitora no te ha transmitido el mensaje, te lo dejo aquí: ENHORABUENA.

Cigarra dijo...

Me encanta lo de "aerofaifa", casi na de elaborao. Se ha ido a pasar el finde a la playa, pero ya verá tu recado.