domingo, enero 11, 2009

Nevada en Madrid

El viernes 9 de enero Madrid amaneció todo nevado, y yo me pasé la mañana tirándome de los pelos, porque me había dejado la cámara en casa, y no podía hacer ni una foto. Pero ¡ah! sus Majestades los Reyes Magos le habían traído el día 6 una máquina a mi hija (para que no se lleve la mía cuando se va de viaje) y como "el que lo hereda no lo hurta", fue ella la que se encargó del reportaje fotográfico que ahora puedo lucir aquí.



Así estaba la esquina de mi calle por la mañana temprano camino del trabajo


Y este aspecto tan precioso tenía el jardín de su oficina (antes de que todos bajaran a tirarse bolas en el ratito del café)


Al salir del trabajo se fue al parque del Retiro, que estaba así de precioso.
(Todas las fotos siguientes son del Retiro)















Qué chocante resulta la nieve sobre las palmeras


En cambio, los abetos parecen especialmente diseñados para estar nevados


Los leones del estanque añorarán los calores africanos




Y el pobre ocupante de esta casita ¿tendrá chimenea?




El Palacio de Cristal parece aún más de cuento de hadas





































El pobre rosal no se dio cuenta de que ya no era momento de florecer










Y aquí tienen a la autora del reportaje gráfico, sorprendida en pleno lanzamiento
¡Bola va!


A abrigarse bien, que hay que disfrutar de los placeres invernales.



8 comentarios:

Cecilia Alameda Sol dijo...

Preciosas fotos. Yo tampoco llevé una cámara porque salí de casa sin darme cuenta de que nevaba. Pero me hizo gracia ver todo Madrid lleno de turistas tirando fotos y de personas con teléfonos inmortalizando el paisaje.
Es bonita, preciosa la nieve. Pero acarrea muchos problemas. Hay quien se tiró largas horas en la carretera. Así que no disfrutó del día.

Maria dijo...

Esto si que es un regalo inesperado. Las vistas desde mi terraza eran absolutamente deliciosas pero me pasó lo que a tí, no tenía cámara y me quedaré por siempre sin verlas, pero tendré estas tuyas para consolarme. Genial.

Anónimo dijo...

Yo también me sentí muy feliz con la nieve en los talones...
¡Qué precioso día, tan lleno de ilusiones infantiles...!(a pesar, por supuesto, de los enormes inconvenientes que sufrieron muchos ciudadanos...)
Tu reportera estuvo estupenda. Dale la enhorabuena.
Muchos besos,
Carmen

Vanhuys dijo...

Muy chulas la fotos, cómo cambian la ciudad con la manta blanca.
Un abrazo muy fuerte para tí para toda la familia, que quién se tira bolas de nieve unido permanece unido.

Anónimo dijo...

Veo que , aunque el paisaje tan maravilloso hace mucho , la máquina que le han traído los Reyes a la niña hace muy buenas fotos ...
Ale

Cigarra dijo...

La verdad, Cecilia, es que el frío cada vez me gusta menos, y los inconvenientes de una nevada son enormes; y mas en estas tierras que no estamos acostumbrados. Pero aprovecharemos la vertiente estética, ¿Verdad?

No te preocupes, María, hay quien ha hecho fotos preciosas. Entra en el blog de mi comentarista Vanhuys
http://www.vanhuys.com/ y verás qué reportaje.

Hola Carmencita, guapa; qué bien, retomamos nuestras actividades blogueras.

Bueno, Vanhuys, no te quejarás, que te hago la propaganda. Para fotos chulas, las tuyas.

Ale, cuando veas la funda de la máquina te va a encantar. Totalmente adecuada a la artista.

Odd Librarian dijo...

¿Como que se sorprende vd. de ver nieve sobre las palmeras? ¿Que no pone vd. el belén en su casa o qué?

Cigarra dijo...

¡Odd Librarian cabalga de nuevo! Eso quiere decir que vamos relajando la tensión. ¡animo que falta poco para el aprobado!