viernes, mayo 22, 2009

Más de Benedetti

Dejemos que el propio Benedetti responda a sus detractores:

Poeta menor

La meta es el olvido.
Yo he llegado antes.
J.L. Borges "Un poeta menor"

Alguna vez le han dicho
en clave de odio manso
que es / que siempre ha sido
un poeta menor

y de pronto ha notado
que se sentía a gusto
en ese escalafón

en los años de vuelta
es muy gratificante
ser un poeta menor
cuando lee y relee
a sus poetas mayores
y dialoga con ellos
ya no de igual a igual
sino entre desiguales

asume sin recelos
la distancia cordial
y también sideral
que lo separa de ellos

lo bueno lo mejor
es que en esa distancia
no circula la envidia

los poetas mayores
son mayores de veras
entre otras razones
porque se los compara
con los poetas menores

su genio es la ventaja
sobre los desvelados
que hacen mala letra
por vocación y a veces
por equivocación

después de todo ¿qué
sería de los poetas
mayores sin los poetas
menores
sin su aliento?

los poetas menores
escriben a menudo
por amor / por temblor
y llaman al pan pan
o viceversa al vino vino

hacen versos a solas
en las terrazas
en los aeropuertos /
construyen sus silencios
en medio del fragor
y llenan de palabras
la cautela

ciertos lectores dicen
que son casi como ellos
(son lectores menores
por supuesto)

unos y otros admiran
a los poetas mayores
y se nutren con citas
de sus obras completas

en los años de vuelta
es muy gratificante
ser un poeta menor.


(Yo me hallo muy feliz en mi categoría de "lector menor" oyéndole decir estas cosas.)


Pasatiempo

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía

luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era océano
la muerte solamente
una palabra

ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros

ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.

(Poeta, para mi, es el que cuando habla de si mismo, me está hablando de mi.
Y cuando describe su calle, al mirar por mi ventana, la veo.

Y para terminar, éste dedicado a todos mis compañeros cantores de mis coros,
y a todos aquellos con los que he cantado alguna vez, y cantaré, aunque no sean de mis coros)


Por qué cantamos

Si cada hora viene con su muerte
si el tiempo es una cueva de ladrones
los aires ya no son los buenos aires
la vida es nada más que un blanco móvil

usted preguntará por qué cantamos

si nuestros bravos quedan sin abrazo
la patria se nos muere de tristeza
y el corazón del hombre se hace añicos
antes aún que explote la vergüenza

ustes preguntará por qué cantamos

si estamos lejos como un horizonte
si allá quedaron árboles y cielo
si cada noche es siempre alguna ausencia
y cada despertar un desencuentro

usted preguntará por qué cantamos

cantamos porque el río está sonando
y cuando suena el río/ suena el río
cantamos porque el cruel no tiene nombre
y en cambio tiene nombre su destino

cantamos porque el niño y porque todo
y porque algún futuro y porque el pueblo
cantamos porque los sobrevivientes
y nuestros muertos quieren que cantemos

cantamos porque el grito no es bastante
y no es bastante el llanto ni la bronca
cantamos porque creemos en la gente
y porque venceremos la derrota

cantamos porque el sol nos reconoce
y porque el campo huele a primavera
y porque en este tallo en aquel fruto
cada pregunta tiene su respuesta

cantamos porque llueve sobre el surco
y somos militantes de la vida
y porque no podemos ni queremos
dejar que la canción se haga ceniza.



4 comentarios:

Marcelo dijo...

qué maravilla de poeta menor Cigarra! qué nos quedará entonces a los demás...
Un beso

La Uge dijo...

Así lo ven en Hiperbreves:

"Al paso de los toros, naciste rodeado de montevideanos. Escribiste con y sin nostalgia sobre la muerte y otras sorpresas, sobre despistes y franquezas, sobre el amor, las mujeres y la vida. Quién de nosotros no podría darte las gracias por el fuego, por tus geografías, por tus andamios, por la borra del café, por los poemas de oficina. Haciendo inventario, pido la tregua para, en un ejercicio de criterio, mirar dentro de tu buzón de tiempo. Allí están el desexilio y otras conjeturas de un hombre, testigo de sí mismo, que nos enseñó, en defensa propia, que el olvido está lleno de memoria o que la primavera tenía una esquina rota. La vida, ese paréntesis, te impidió existir todavía. A ti, maestro, que tanto te gustó vivir adrede."

http://hiperbreve.blogspot.com/2009/05/amario.html

A mí me gusta más su prosa.

Cigarra dijo...

Hola Marcelo, cuánto gusto verte por aquí.

Oh, la, la, Uge (que es como decir Hola, LaUge) Está muy bien esa hiperbreve semblanza. En cierto modo, yo también creo que era mejor como prosista que como poeta, pero algunas de sus poesías me encantan. Ya sabes que yo siempre quiero el plato y las tajadas.

Loc@ dijo...

mario-benedetti.nirewiki.com/
En esta página se hace un homenaje colectivo a Benedetti, como continuación a otro que ya se hizo a Ángel Gónzález en su día. La cuestión es elegir el poema que desees suyo y decirlo. Así se va recopilando una gran lista de poemas y de admiradores de su autor.
Gracias a las aportaciones que hacéis unos y otras voy conociendo los poemas suyos, verdaderamente debe ser poesía menor porque al leerlos mentalmente se les va poniendo la música que todos ellos tienen. Besos a todos los colaboradores/aportadores. PAQUITA