martes, mayo 05, 2009

No tengo palabras. Mas de la SGAE

Noticia aparecida en El Mundo:

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/05/04/espana/1241465705.html

La SGAE se lleva el 10% de lo obtenido para salvar a un niño


El cantante David Bisbal no cobró; el concierto era benéfico para todos

El delegado en Almería dijo que si no pagaban no habría 'show'

La sociedad alega que los derechos de autor no son del cantante
(Pedro Simón Madrid)


La familia de Juanma pelea por salvar su vida y la SGAE llega poniendo el cazo con su música fúnebre de caja registradora.

De los 50.000 euros recaudados por unos padres en filántropo concierto para salvar al hijo -aquejado del Síndrome de Alexander-, la sociedad que representa a los músicos ha obligado a la familia a desembolsarle 5.000.

La tajada de la vergüenza, por otra parte legal, es cosa de la Sociedad General de Autores y Editores, que el pasado 16 de abril ató por escrito a la madre y le arrancó el 10% de las ganancias que tuviera el 'show', la condición indispensable para que el evento pudiera realizarse. Se vendió todo el papel. El cantante David Bisbal no cobró. El concierto fue benéfico para todos. Menos para la SGAE.



En el medio y sin saber ni media de esta historia, anda un crío de cinco años. Tiene una letal enfermedad neurodegenerativa única entre un millón de personas. Los pacientes acaban en estado vegetativo. Los niños afectados mueren en torno a los seis. A la guitarra, con todos ustedes, Juanma. Enterarse por la prensa del evento y sacar lustre a sus carteras de cuero negro fue todo uno. Decía el periódico que tocaba David Bisbal en un pueblo almeriense. Daba igual que el concierto fuese benéfico. El delegado de la SGAE metió la calculadora dentro de la maleta y allá se fue agitando la saca de monedas.


"El hombre me llamó cuando estaba con el niño en rehabilitación en la clínica Fisiomarina. Me dijo que teníamos que vernos, y allí se vino", evoca Toñi, la madre. "Me explicó que había que dar una señal antes del concierto para que pudiera hacerse. Y que era ineludible firmar una solicitud de autorización a no ser que el autor cediera sus derechos. Así que firmé".
'Me dijo que había que dar una señal antes del concierto para que se pudiera hacer'


El concierto fue el 25 de abril en el Teatro Auditorio de Roquetas de Mar y funcionó como un tiro. En un día se vendió todo el aforo, 1.226 entradas entre 40 y 60 euros cada una. David Bisbal renunció a ganar nada. Eso sí, según lo suscrito, la décima parte de lo recaudado sería para la Sociedad General de Autores.


El mordisco duele más porque se da en manos callosas y con olor a lejía de trabajadores. El sueño de una ama de casa y un padre camionero que no tenían nada y que hucha aquí, concierto benéfico allá y partido homenaje acullá han rascado ya 1,4 millones de euros para tratar de salvarle la vida a Juanma.

La obsesión por la hucha empezó desde que la madre contactó con el doctor Albee Messing, un científico estadounidense del Waisman Center (en la Universidad de Madison), quien entonó su particular 'yes, we can' con las probetas en la mano. De los 3.000 fármacos con los que Messing ha trabajado para combatir el síndrome, 10 son "altamente prometedores" contra la enfermedad. Desarrollar cada uno cuesta más de 170.000 euros.


"Cuando se fue el de la SGAE me puse a llorar. Cada vez que me acuerdo de los 5.000 euros me duele el estómago. Porque hay gente que está ayudando a la causa como buenamente puede, ¿sabes? Una señora de la limpieza del Pryca ingresa cinco euros al mes; hay una chica en Irún que hace pulseras y las vende a un euro... No me sobra nada para luchar por mi hijo. Pero ellos quieren sus 5.000 euros".


'La SGAE se excusó apelando a que es su obligación'

La SGAE se excusó ayer apelando a lo que es su "obligación" siempre y cuando el autor de las canciones (y Bisbal no lo es) no ceda los derechos de las mismas. "Una cosa es que el cantante renuncie a su caché y otra, el uso de su música cuando ésta no es del cantante". Así que la familia, que iba a montar otro concierto en Vícar, lo ha suspendido todo. A la busca de cantautor que sí pudiera ceder su obra.

Ocho de los 10 fármacos ya están desarrollándose gracias al maná que viajó a Madison desde Almería. Los primeros resultados de las pruebas de Messing se exponen en julio. Los experimentos comenzarán en adultos y, de ser buenos los resultados, Juanma irá después, timonel de los pequeños.

La travesía es el día a día en el hogar y Toñi no deja que el barco haga aguas. Veamos. Juanma ya logra llamarle "bi" a la bici, "lo entiende todo" y anda de puntillas. Hace poco se dio un golpe en la cabeza jugando, dañándose aún más ese cerebro de cristal. Con lo que el crío ve pasar la vida con un casco de taekwondo.

Fue la hermana mayor la que vino con el cuento. Hay unas niñas en el colegio que le han dicho que su hermano se va a morir. Madre dice que no y le canta. A la guitarra, con todos ustedes, Juanma.

7 comentarios:

Vanbrugh dijo...

Sí, la noticia ilustra muy bien el lugar que actualmente ocupan en el sistema general de las cosas los derechos de autor, la propiedad intelectual y la más distinguida sacerdotisa de ambas deidades, la Sociedad General de Autores de España.

Con todo y ser repugnante todo ello, a mí lo que más me subleva es la tranquila seguridad con que el sicario local de la SGAE puede dictaminar que, sin previa señal, "el concierto no puede hacerse". En cualquier otro conflicto entre particulares cada uno tira para su lado, pero ninguno puede decidir. Son los tribunales los que deciden, autorizan o suspenden, y, mientras no lo hacen, ninguna parte tiene medios para prevalecer sobre la otra. Si el casero al que no pagas te quiere echar de casa, tiene que ir a un juez. Hasta el tendero que te sorprende robando tiene que llamar a la policía, y no puede detenerte por sí y ante sí. Si este fuera un país normal, los padres habrían celebrado su concierto y los gángsters los habrían tenido que demandar para cobrar su sangriento diez por ciento. Pero con la SGAE las cosas no funcionan así. Es a la vez juez y parte. Si ella dice que no hay concierto, no hay concierto, y no hay más que decir.

Y la culpa de que esto sea así, naturalmente, no es suya. Está en esa inicua posición de privilegio porque quien podía hacerlo la ha puesto ahí. Son los políticos, y aquí van prácticamente todos de la mano, sociatas, populares y nacionalistas, los que, no tengo otro remedio que suponer que previa la correspondiente y sustanciosa mordida, han consentido en hacernos a todos rehenes de esta gentuza, sometidos de antemano y sin defensa a su extorsión. No hay, entre todas las aberraciones institucionales que asolan ahora mismo este pobre país nuestro, ninguna otra que mejor retrate a una clase política capaz de hacer esto y a una sociedad capaz de dejárselo hacer.

Cigarra dijo...

Exactamente. Y me parece que con la nueva ministra de Cultura las cosas no van a mejorar, precisamente.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Me ha dejado perpleja esta historia. ¿Se puede ser más cutre, más miserable, más rastrero? Si se han llevado esos cinco mil euros, como dice la noticia, son inhumanos.

Miroslav Panciutti dijo...

No se me ocurre qué decir, salvo que además de miserables son gilipollas, porque con este tipo de actos terminarán de cavar su propia tumba.

Franziska dijo...

Cría cuervos y te sacarán los ojos.

Con todo lo que te has tomado la molestia en explicarnos ha sido suficiente para enterarnos de hasta dónde se puede llegar. A mí lo que me extraña es el procedimiento recaudatorio. Parece tan cutre que me re cuerda mucho al procedimiento de los timos. Es chocante que la SGAE utilice esa manera de proceder. ¿Se da la misma prisa en hacer llegar estos derechos a los autores? ¿Esa familia se asesoró antes de pagar?

Bueno, perdona que no he leído la noticia en "El Mundo" y quizás allí quede todo explicado.

Lansky dijo...

Hace más daño un tonto que un malvado. La SGAE demuestra, día tras día -el del concierto del niño no es el primer caso, sino que yo sepa, el tercero- que no "entiende" las transformaciones, no sólo tecnológicas, del mundo en que vive.

Cigarra dijo...

Estos de la SGAE hacen mas daño que un buey por un tejado. Han conseguido lo inimaginable ¡que yo esté de acuerdo en algo con Jimenez Losantos! que esta mañana en la radio clamaba, no por la modificación o la eliminación de la SGAE ¡sino por su destrucción! Es una víbora, pero ahí voy a tener que estar de acuerdo con él.