viernes, mayo 15, 2009

San Isidro, a pesar de todo

Y digo "a pesar de todo" porque los pobres pringados que trabajamos fuera de Madrid no hemos tenido hoy vacación para conmemorar a nuestro santo Patrón, y hemos tenido que madrugar como todos los días.

Pero la primera alegría ha venido cuando he enfilado la Castellana semivacía de coches. Madrid a las 8,15 de la mañana de un día festivo es otra cosa. Parece que llevas el coche aquel del anuncio: "¿Te gusta conducir?". Con Madrid así de transitable, si (aunque lo mío sea un Clio de segunda mano)




Y luego al salir del curro, tres impresiones simultáneas me han terminado de animar el día:
una intensa ráfaga del olor de la madreselva que se enrosca en las columnas que rodean el campus; un cuchicheo de perdiz procedente del reclamo que un vecino tiene en una terraza, junto al garage, y el paso alegre de una niña pequeña que iba de la mano de su madre, feliz en su disfraz de chulapa, el pañuelito blanco con la flor en lo alto de la cabeza, el mantoncillo bordado y un taconeo saleroso de madrileñita castiza.




Así que, aunque para mi haya sido día laborable, ¡Feliz día de San Isidro!

7 comentarios:

Franziska dijo...

Si te sirve de consuelo, hay cuatro millones de españoles que, quizás, -yo no soy la conciencia de ningún colectivo- hubieran ido encantados a trabajar. Y además, quedamos otros muchos que no han tenido fiesta, incluso en lugares tan próximos a Madrid como Alcalá de Henares. Vamos, Mari Pepa, que aún estás a tiempo de ponerte el mantón y llegarte a la pradera a beber agua del santo y a regar unas rosquillas de la tia Javiera con un vaso de aguardiente...¡Ahí es ná!

Cecilia Alameda Sol dijo...

Para mí ha sido hoy una fiesta extraña porque mi cabeza está volando mares.
De todos modos, he salido esta mañana a la calle y me ha encantado, como todos los domingos y festivos, ver las calles casi vacías. Un gusto para pasear.

Marcelo dijo...

Aquí no se conmemora a ese sannto excepto en una localidad cercana a Buenos Aires que se llama...San Isidro! Y yo como un ignorante fui hasta allí a hacer un trámite y me encontré con todo cerrado...Así que me quedé y lo festejé yo también...Feliz día Cigarra! (me encantó la historia del café!!!)

Miroslav Panciutti dijo...

Un ex residente madrileño (hace ya muchos años) te devuelve la felicitación: Feliz San Isidro. Y un beso.

Javier dijo...

Lástima, haces bien con disfrutar de esas cositas que para otros pasan inadvertidas.

Un abrazo

Lansky dijo...

San Isidro no era labrador, sino pocero, como el constructor ese. A mi más que las niñas las que me gustan disfrazadas de chulapas son las drag queen

Cigarra dijo...

Ay Franziska, no me animes a comer rosquillas, que estoy sacando la ropa del verano pasado, y me estoy llevando unos disgustos...!

¿Verdad que si, Cecilia, que da gusto quedarse en Madrid cuando todos se van?

Hola Marcelo ¿Allá en Buenos Aires tienen santo patrón? Con ese nombre, será Eolo, por lo menos.

Pues nada, Miroslav, si has sido antiguo residente, ven a darte una vuelta por aquí. A San Isidro ya no llegas, pero por San Antonio también hay verbena

Javier, pasé por Soria hace un mes justo y comimos en el Valonsadero, que estaba precioso, pero muy invernal. Te digo como Machado, "En la estepa del alto Duero, Primavera tarda, ¡pero es tan bella y dulce cuando llega!..."
Tienes suerte de vivir en un sitio tan precioso.

Lansky, es lo malo de ser perverso, que se te extravían los gustos. ¡Me estoy dando unos paseos en patinete!