miércoles, febrero 14, 2007

Mas cosas de Brecht

Mientras encuentro las fotos que hice a los bombos de Tomelloso el verano pasado, que no sé dónde las he puesto, (en homenaje al Señor Odd Librarian, que acertó de plano) voy a seguir con algunos poemas de Brecht, los que más me han gustado de su libro "Poemas y Canciones" editado en Alianza (y un recuerdo a Pancho Escudero, que me lo descubrió, allá por los remotos años 60 del siglo pasado)



Satisfacciones

La primera mirada por la ventana al despertarse,
el viejo libro vuelto a encontrar,
rostros entusiasmados, nieve, el cambio de las estaciones,
el periódico, el perro, la dialéctica, ducharse, nadar,
música antigua, zapatos cómodos, comprender,
música nueva, escribir, plantar,
viajar, cantar,
ser amable.

El cambio de rueda
Estoy sentado al borde de la carretera
El conductor cambia la rueda.
No me gusta el lugar de donde vengo.
No me gusta el lugar a donde voy.
¿Por qué miro el cambio de rueda con impaciencia?



Canción de la buena gente

A la buena gente se la conoce
en que resulta mejor cuando se la conoce.
La buena gente
invita a mejorarla, porque
¿qué es lo que a uno le hace sensato?Escuchar
y que le digan algo.

Pero, al mismo tiempo,
mejoran al que los mira y a quien miran.
No sólo porque nos ayudan
a buscar comida y claridad,
sino, más aún, nos son útiles porque sabemos
que viven y transforman el mundo.

Cuando se acude a ellos, siempre se les encuentra.

Se acuerdan de la cara que tenían
cuando les vimos por última vez.
Por mucho que hayan cambiado
-pues ellos son los que más cambian-
aún resultan más reconocibles.

Son como una casa que ayudamos a construir.
No nos obligan a vivir en ella,
y en ocasiones no nos lo permiten.
Por poco que seamos, siempre podemos ir a ellos,
pero tenemos que elegir lo que llevemos.

Saben explicar el porqué de sus regalos,
y si después los ven arrinconados, se ríen.
Y responden hasta en esto:
en que, si nos abandonamos,
les abandonamos.

Cometen errores y reímos,
pues si ponen una piedra en lugar equivocado,
vemos, al mirarla, el lugar verdadero.
Nuestro interés se ganan cada día,
lo mismo que se ganan su pan de cada día.
Se interesan por algo
que está fuera de ellos.

La buena gente nos preocupa.
Parece que no pueden realizar nada solos,
proponen soluciones que exigen aún tareas.
En momentos difíciles de barcos naufragando
de pronto descubrimos fija en nosotros
su mirada inmensa.
Aunque tal como somos no les gustamos,
están de acuerdo, sin embargo,
con nosotros.


La Máscara japonesa

Colgada de la pared, frente a mi mesa,
tengo una talla japonesa, máscara de un demonio maligno,
lacada en oro.
Compasivamente miro
las abultadas venas de la frente,
que revelan
el esfuerzo que cuesta ser malo.
Bertolt Brecht

Y para que se note que es el día de los enamorados:

"¿Por qué se ha de considerar como decisivo el punto de vista del indiferente y no del enamorado? Tal vez la visión amorosa es más aguda que la del tibio. Tal vez hay en todo objeto calidades y valores que sólo se revelan en una mirada entusiasta."
Ortega y Gasset. "Las Atlántidas".

4 comentarios:

Javier dijo...

Las recuerdo escritas en cartulinas, pegadas en la pared.

Raquel Márquez dijo...

Hala, ¡qué cantidad de textos desde que no venía! Hasta los comentarios tienen chicha, qué bien.
Ah, y aunque tarde, he leído aquel comentario tuyo sobre mi comentario, el de "mis arrebatos de atea fuerte" (de hecho he leído todo febrero de corrido porque me parece muy interesante), y tienes todísima la razón, no volveré a mencionar gilipollez semejante.

Y añado una opinión. Quien no haya estado nunca a punto del divorcio en Ikea, una de dos: o no ha ido a Ikea o está soltero.

:-)

Cigarra dijo...

¡Hola Raquel! Mira qué cita tan genial a propósito del asunto:

"Al poco tiempo llegó un grupo de comisionados con la misión de organizar una nueva reserva india en el valle. Uno de ellos mencionó las ventajas que supondría la creación de escuelas.
Joseph replicó que los "nez percés" no deseaban las escuelas de los blancos.
- ¿Por qué no queréis las escuelas? -preguntó el comisionado.
- Porque nos enseñarán a tener iglesias -respondió Joseph.
- ¿Y no queréis iglesias?
- No, no queremos iglesias.
- ¿Por qué no queréis iglesias?
- Porque nos enseñarán a disentir a causa de Dios -respondió el indio-. Y no queremos aprender esto. Podemos discutir con los hombres a causa de las cosas de este mundo, pero nunca discutiremos acerca de Dios y no queremos aprender a hacerlo."

Libro:
Brown, Dee: Enterrad mi corazón en Wounded Knee

Encontrado en este blog (genial)
http://fragmentologia.blogspot.com/

Arc dijo...

Brechtiano desde la época de los "Senda", libros de lectura de 4º y 5º de EGB, donde descubrí al señor K. (Si los tiburones fueran hombres) y la Cruzada de los niños le perdí la pista hasta que los redescubrí en "Historias de Almanaque" y "Poemas y Canciones" de los libros de bolsillo de Alianza. De ahí a algunos volúmenes de teatro y narrativa (in)completos de la misma colección y de regreso ocasional cuando una cita me devuelve a su obra. La penúltima las "Crónicas de Motel" de Sam Shepard donde se describe a Nina Simone "amenazando" a un auditorio de blancos con "Jenny la de los piratas". Me quedo con la duda de si era posible Brecht en San Valentín, parece ser que sí pero admito que desconocía la practica totalidad de estos poemas.

Un saludo y gracias por la visita y tus palabras en el blog.