lunes, junio 30, 2008

Parece ser que han podido

Queridos todos: como es propio en estas fechas, me voy a ausentar unos diítas, apenas una semana, pero no de vacaciones, sino para hacer un curso sobre digitalización de documentos, de los que organiza la Universidad Complutense en El Escorial. Y como no se si voy a disponer de ordenador, me despido por unos días. Os agradezco a todos vuestras visitas (¡hemos pasado de 13.100 visitas desde el mes de febrero que se me ocurrió poner el contador!) y vuestros comentarios que me hacen sentir que estais ahí cerquita.
A los que os vais de vacaciones, buen verano. A los que todavía os falta un poco, paciencia que todo llega.
(A los que amenazan con no dejarnos dormir en toda la noche ¿por qué no se van a tocar la bocina a lo alto del pico del tordo, pongo por caso? Casi, casi dan ganas de lamentar que hayan ganado. Lástima)

13 comentarios:

Lansky dijo...

Que lo pases bien. Para las cigarras, los pinares de "silvestre" del Escorial son un sitio perfecto.

En cuanto a los de las bocinas, pasa una cosa curiosa:el fútbol es un deporte que sólo juegan bien y sólo entienden como espectáculo la gente inteligente, pero que atrae como pretexto para sus efusiones vandálicas a las masas más zopencas. Un curioso...equívoco

Grine dijo...

Parece interesante el curso, ya nos contará sus impresiones del mismo.

Estoy con usted en lo del espanto de las celebraciones futboleras: los desaprensivos aprovechan cualquier excusa para demostrar su "civismo" en cualquier situación. País...

Erlo dijo...

Estaba en punto de dedicar una entrada de mi bitácora a lo del fútbol de estas semanas (por supuesto no por simpatía), pero desistí de la idea pensando que mejor es hacer caso omiso al asunto que darle más importancia aun haciendo caso a ello.

Cigarra, estimada amiga: ¿no has pensado un poco así también, al hacer mención al final de la entrada de hoy (con otro tema), de esta manera haciendo caso - aunque sólo solapadamente - a ese evento de mucho y demasiado aparato (mediático, viaje de reyes y presidentes de gobierno etc.)?

¡Qué suerte tuve aquí en Munich! Qué "noche de paz"! Anoche tranquilamente en casa, dedicándome a otras cosas que al partido en curso, a la hora que se
suponía que había terminado la cosa, la calle quedaba tranquila, nada de bocinazos que nos inundaron cuando los turcos ganaron a los no sé qué y en otra noche cuando los alemanes ganaron a los turcos - ¡y de esta forma sabía que los míos (los alemanes) habían perdido! ¡Qué dicha! (Porque son pocos los españoles que residen en esta ciudad; mientras que la victoria de los turcos hay que temer igual como la de los alemanes, porque son muchos aquí).

Pero gracias a Dios: ¡lo que más hay que agradecer es que en contra de lo que era de temer no hubo incidentes de consideración!

Marcelo dijo...

Toda victoria se padece, se disfruta, o resulta indiferente...
Mejor disfrutarla Cigarra!

Cigarra dijo...

Ciertamente, Lansky. Porque es el caso que yo, sin ser una gran aficionada, he aprendido a ver el futbol con un poco de discernimiento gracias a mi otra mitad, que me explica lo que es un fuera de juego y misterios similares; Y veo que, como en todo deporte digno que se precie, la mente cuenta tanto como el cuerpo, por lo menos. La pena es que no se les agote la batería a los que celebran las victorias a bocinazos. O que les diera calambre. Eso aparte, pues me alegro de que ganara España, claro.

Cigarra dijo...

Grine, como me trates de usted, me voy a echar a llorar, como poco.
Por lo que respecta a las celebraciones "cívicas" no es cosa sólo de este país, creo. Lástima que en todas partes cuezan esa clase de habas...

Cigarra dijo...

Erlo, si a mi el fútbol me gusta, y encuentro lógico que nos alegremos porque gane la selección de nuestro país, pero estoy de acuerdo contigo en que se le da demasiado espacio en los medios. Es como el "pan y circo" de los romanos. Así no se piensa en la crisis.
Hoy me he acordado mucho de ti, por otro motivo. He asistido a la conferencia sobre el proceso de digitalización de documentos impartida por un experto de la Bayerische Staatsbibliothek de Munich. Hablaba un español mucho peor que el tuyo, trufado de italiano, pero se le entendia lo suficiente y era muy interesante.
Ya te contaré (y te preguntaré cosas, cuando entre en su página web)

Cigarra dijo...

Marcelo, seguiré tus consejos, procuraré disfrutarla. ¡Pero se disfruta mejor si te dejan dormir!

vegaspes dijo...

"Es como el "pan y circo" de los romanos. Así no se piensa en la crisis."

Eso mismo dije yo en mi blog y casi me crucifican :P

Por mi parte, esta victoria se padece, claramente.

¡Pásalo bien!

Zafferano dijo...

Llevo un rato jugando con las fotos. Qué maravilla! Yo tengo unas cuantas iguales. Pero con otra gente...
Bueno, después de mi brillante aportación, espero que lo estés pasando bien y que te hayas digitalizado mucho.

Un beso muy muy grande!

Miguel dijo...

Disfruta del curso y aprende todo lo que puedas. Por aquí esperamos.

Nos vemos

Maria dijo...

Espero que lo disfrutes mucho y que nos lo cuentes cuando puedas. Besos

Anónimo dijo...

Jo! Pues yo la verdad es que estando en Londres eche un poco de menos las bocinas y la juerga, sobre todo porque mis compañeros de piso se pusieron todos malos y a las 11 estabamos todos en la cama, con el cuerpo jota que tenía yo ese día y brindando con agua de limón...Lo peor fue cuando a las 12 te empiezaron a llamar desde España todos lo que sí que lo estaban celebrando. Personalmente, no me gusta el fútbol, pero cuando estás lejos te sorprendes de todas las cosas que echas de menos. Despúes de 44 años sin ganar, creo que nuestros chicos se merecían un poco de alegría, no? Ah! y para Nadal también,qué monstruo! Que aqui en Inglaterra el tenis se vive casi con tanta pasión. Al fin y al cabo no ganamos tan a menudo, y mi, la verdad es que me gusta ganar bastante más que participar!