miércoles, septiembre 24, 2008

Mas ventanas y puertas de otros

Pues es el caso que he contagiado mi vicio por las ventanas a tal cantidad de amigos que me están haciendo todo el trabajo, y yo ya no tengo más quehacer que ponerlas aquí para disfrute (espero) de todos, y para que quede constancia de cómo ha viajado todo el mundo este verano.
(Las mías, más modestas, porque lo más lejos que he llegado este verano ha sido Albacete, las dejo para más adelante)


Empecemos por mi sobrina María, tan maja, que cada vez que ve una puerta bonita dice que se acuerda de mi. Y debe ser verdad, porque me ha traído tal cantidad de imágenes que casi ella sola daría para todo un post. Y como su trabajo la obliga a viajar muchísimo son de los lugares más diversos. Véanse las muestras:




Humilde en sus proporciones y sus materiales, pero riquísima en cuanto a creatividad. La encontró en Brasil


Completamente distinta: junto al coro de una iglesia, ese balconcillo barroco tiene mas aire cortesano que eclesiástico. Sugiere aquellos tiempos en que las damas iban a la iglesia a tomar jícaras de chocolate. Está en Río de Janeiro, Brasil




Evidentemente, ese balconcillo tan encantador con sus encajes, está en la Vieja Europa. En Nuremberg, para ser mas exactos, por donde también estuvo María y trajo toda esta colección



Tejado de ripias de madera, Nuremberg. Observense las tablas verticales del borde ¿serán para sujetar la nieve en invierno? ¿No sería mejor que escurriese hacia abajo?



Seguimos en Nuremberg. Tras esa puerta reforzada y claveteada se imaginan mazmorras tenebrosas



Este águila bicéfala, aunque algo desvaida, recuerda que Nuremberg
ha sido importante desde hace mucho tiempo. Despues de la 2ª G. M. se hizo célebre por los juicios llevados a cabo contra los nazis.



Pero a la vista de estas calles de aire medieval, preferimos recordar que fue donde nacieron Alberto Durero y Johannes Pachelbel, motivos mucho mas evidentes para que se sientan orgullosos.




Los preciosos efectos de las vigas coloreadas en los muros impresionan más aún si se piensa que más del 80% de la ciudad fue destruida durante la guerra, pero se reconstruyó basándose en los planos originales y grabados antiguos. Un monumento a la tenacidad y a la capacidad de sobreponerse a la destrucción y la ruina.




Desde Alemanía, María nos lleva a Irlanda, a la ciudad de Dublín, donde ha prestado especial atención a las puertas:


Sencillas puertas de casas proletarias


... con el toque embellecedor de la hiedra...





...una cancela trabajada...



Un rincón muy anglosajón, con el detalle del farol.


Y con este toque levemente gótico, en esta puerta llena de empaque y sobriedad, nos despedimos de María y de Dublín.

Y nos vamos hasta Rouen, en Normandía, donde Ricardo encontró estas dos maravillas





A esta manera de hacer el entramado de vigas en francés se le denomina "colombage"




Y con Carmen y Ricardo volvemos a España, donde nos sorprende la rusticidad de estas ventanas, que casi no merecen el nombre de tales.


Son de Villanueva de Oscos, lugar de Asturias próximo a Taramundi



La pequeñez de los vanos sugiere un clima frío, con mucha lluvia e incluso nieves invernales



En ésta se han modernizado, pero sin perder la fuerza de los marcos de piedra blanca
engastada en las pizarras oscuras.




Yendo un poco más a occidente, siempre con Carmen y Ricardo, llegamos a Betanzos, en La Coruña, que transforma ese juego de la piedra y el cristalen algo mucho más luminoso. Se ve que el mar está cerca.


¿Por qué esa lira en la piedra? ¿Será la casa de un músico?


El escudo nos recuerda la nobleza antigua de los señores medievales gallegos

Y los miradores, que aquí llueve mucho, y es mejor mirar la calle desde casa


¿Seguirá habiendo señoras que pasen su tarde en el mirador, bordando?






Dejamos a Carmen y Ricardo, para seguir a Ale en sus viajes,
que este año la han llevado a Andalucía

Una reja así sólo puede estar en Ronda. ¿Y para qué quiere más?
Como esta otra, también en Ronda
Rejas como para cantar saetas al paso de las procesiones
Esta barandilla que se frunce según los caprichos de la marquesina (¿o es al revés?) está en el pueblo de Marbella
Y esta buganvilla que amenaza con cubrir totalmente la fachada, también está en Marbella
Y dejo para el final las aportaciones de un nuevo colaborador, Alejandro Santamaría, con el que tengo el gusto de compartir aficiones coriles y fotográficas. Y me ha mandado estas cuatro maravillas recogidas en sus viajes:

Esta delicia romántica, coronada por la torrecilla calada, se encuentra
en la ciudad suiza de Montreux, a orillas del Lago Leman



En Évora, Portugal, ha encontrado este templete de reminiscencias árabes
o bizantinas, no se sabe muy bien, desde donde el perro contempla la vida que pasa.

En el casco antiguo de Cáceres esta pequeña joya gótica (se comprende que sea Ciudad Patrimonio de la Humanidad) Imprescindible



Y reservo para el final esta maravilla de eclecticismo, originalidad y capricho. Está, como no podía ser de otra manera, en Portugal, país que se distingue por su arte en las ventanas. Y este vecino de Estremoz, no sabiendo por qué estilo decidirse, ¡se decidió por todos! ¿no es genial?
Mil gracias, Alejandro. Cuando quieras, más.

6 comentarios:

María la Delsa dijo...

Bueno, bueno ¿A dónde vamos a llegar?. ¡¡Qué preciosidad!! .
Me encanta que nos sorprendas con estas magníficas colecciones y me encanta también que aumente el número de "reporteros" que tienes.(Un beso a "tu" sobrina Maria, que me estará escuchando...). Añadiremos puertas y lo que haga falta. Las disfruto de lo lindo.
Gracias, Cigarra.

Franziska dijo...

Reinicio con un nuevo blog que se abrirá, como ha sido habitual en mí, a tratar temas de todo tipo. Mi visita de hoy, tras muchos días de silencio, es para comunicaros mi nuevo:

http://lasonrisadelosetruscos.blogspot.com

El título del blog: “LA TORTUGA DE DOS CABEZAS”

Espero que, a partir de ahora, entraré en contacto regular con todos vosotros.

Un abrazo.

Franziska dijo...

Que me voy a Cáceres a ver esa ventana. Volveré despacico.

Un abrazo.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Puertas, ventanas y también balcones. Da gusto asomarse a cualquiera de ellas o de ellos.

Cigarra dijo...

Delsa ¿a que te da envidia "mi" sobrina? Cuando quieras te la presto.

Ya he visto tu nuevo blog, Franziska. Enhorabuena. Pero ¿por qué tiene dos cabezas la tortuga?
Que lo pases bien en Caceres

Hola Cecilia, saluditos.

KAMELUCHA--MELA dijo...

Me encantas las puertas,,jajaj
si supieras que tengo un comentario para sacar tambien de algunas,,pero las tuyas son hermosas ya lo creooo,,
belicidades,,,
besitoss,,,