martes, abril 21, 2009

Música de cine


Después de los actos de Semana Santa y la música sacra propia de esas fechas, cambiamos el tercio: el Coro Talía y la Orquesta Chamartín van a ofrecer un estupendo concierto de música de cine el próximo día 27 de abril, lunes, en el Auditorio Nacional de la calle Príncipe de Vergara, a las 19,30.
Las melodías clásicas de los mejores músicales de Hollywood, y las bandas sonoras de algunos de los últimos éxitos cinematográficos en las voces del coro Talía, acompañadas como siempre por el buen hacer de la Orquesta Chamartín, bajo la batuta de Silvia Sanz Torre.
Os esperamos.
Más información y reserva de entradas en el mismo Auditorio y en la página http://www.oschamartin.org/osc/

7 comentarios:

Miroslav Panciutti dijo...

Ya me gustaría a mí poder asistir el próximo lunes a ese concierto. Ayyyy, que necesito un descanso. Un beso.

Lansky dijo...

Yo, mi bigote y Paola estaremos

Cigarra dijo...

Miroslav, tenemos que organizar una gira por tu tierra y así matamos dos pájaros de un tiro: nos escuchas cantar y yo conozco las Canarias, que ya me vale, a mi edad, y sin conocer uno de los sitios más bonitos de España! Y de paso, invitamos a Zafferano.

Cigarra dijo...

Bueno, bueno, Lansky, les voy a decir a mis muchachos que se esmeren, y no veas la ilusión con la que voy a cantar sabiendo que os tengo entre el público.

Lansky dijo...

Pero bueno, ¿eso no es un karaoke? O sea, que no puedo cantar yo. Por lo menos podré bailar Cantando bajo la lluvia, chapoteando en los charcos, aupándome a las farolas y con el paraguas abierto y al revés, digo yo.

Cigarra dijo...

¡Me encanta la idea! No te preocupes por el paraguas, que ya te lo llevo yo. Pero también te tienes que poner la túnica de mago para hacer pociones en la canción de Harry Potter, cabalgar en los siete magníficos, luchar con la espada laser en la guerra de las Galaxias y bailar claqué en Rumbo a Río ¿vale?

Miroslav Panciutti dijo...

Lo de la gira por estas tierras, máxime cuando no las conoces, me parece una idea estupenda. Y me consta que a Zafferano también se lo parecerá. Así que ... ¿a qué esperas?