lunes, abril 27, 2009

Relax sabatino

El rumor del río...



... el olor a campo y hierba...




... unos cuantos esparraguitos silvestres...


... y a lo lejos, el cuchicheo de una perdiz...


¡debería ser sábado, por lo menos un día de cada tres!

6 comentarios:

Cecilia Alameda Sol dijo...

Estupenda manera de pasar el sábado. Yo también me apunto a que las semanas tengan uno o dos sábados más.

Miroslav Panciutti dijo...

O de cada dos ... (y el otro, domingo). Un beso.

Lansky dijo...

Enmoñado y erguido, oculto y a la vez conspícuo, el macho de la perdiz roja hace un duo con cigarra

Cigarra dijo...

Bueno, Cecilia, esta semana no viene demasiado mal. Nos conformaremos con un fin se semana largo. Y que no llueva, porfa.

Ay, Miroslav, vengo de leer la historia de los pies con ideas propias y estoy impresionadisima. Yo que siempre me he llevado bien con los míos, ahora los miro con un poco de desconfianza!

Lansky ¿tu sabes si las perdices comen cigarras? Nunca se me había ocurrido, pero ahora me entra como una cosa... no se si voy a seguir andando por el campo tan tranquila.

Lansky dijo...

Las perdices comen muchos insectos, sobre todo en época de cría, además de grano (les gusta mucho la avena, como a los ingleses), pero los suelen tomar del suelo y tú, querida, estás más bien en las cortezas de los árboles. Aún así no te descuides.

Cigarra dijo...

Me quitas un peso de encima. A mi siempre me ha gustado andar por las ramas.