martes, abril 03, 2007

Esta vez, Roma

Como ultimamente me vengo pasando un poco demasiado con "la letra", y descuido bastante las imágenes, voy a dedicar un homenaje a mi cuñadísima Carmen, que es una artista como la copa de un pino, según se desprende de las fotos que van a ver.


Vía Monserrato

Cortile dell'Arco degli Acerati

Pza. Cenci

Museo Barracco

Pza Trinita dei Monti

Pza Monte Citorio con Vía Giulia

Pza. Monte Citorio

Pza. di Pietra

Pza. Campitelli

Piaza in Piscinula

Piaza in Piscinula

Vía del Tritone

Vía Monserrato


Yo no he tenido la suerte de compartir con ellos el viaje a Roma, pero después de ver estas fotos, no voy a poder posponer mucho mas la marcha hacia aquellas tierras. No me digan que no dan ganas de sacar el billete ahora mismo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Francisca dijo...

Volver al pasado. El rastro del paso que dejaron quienes vivieron y quienes construyeron arcadas, ventanales, portalones y fachadas. Son un reflejo del alma de la gente. La arquitectura de hoy dejará ejemplos importantes pero las fachadas estarán muy lejos de aquellas que aún -sólo con verlas- nos hacen entrar en un mundo que intentaba construirse de una forma más bella. Aunque sólo cuidara lo exterior.

Cigarra dijo...

Siento ser tan extremista, pero qué poquito me gusta la arquitectura de hoy. Bueno, ya hemos hablado en otras ocasiones de la nostalgia de otras formas de vida pasadas. No es que me guste todo lo viejo por el mero hecho de serlo, pero casi. ¡Estoy preparando un monográfico de ventanas madrileñas...! Que hay mucho y muy bueno donde elegir.