jueves, marzo 29, 2007

¿Por qué los cambios suelen ser para peor?

Dirán ustedes que soy pesimista, y nada más lejos de mi intención que sembrar esa idea. Pero es que la cruda realidad se encarga una vez y otra de sacarle la lengua a nuestro optimismo.
Por ejemplo, ¿se acuerdan de mis lamentaciones por aquel locutor de Radio Clásica que decía los nombres tan bajito que nadie se enteraba? Pues lo han cambiado. Ahora hay una chica que para decir "andante maestoso" dice "andante maestroso". Debe pensar que viene de "maestro". Y el plural de "concerto grosso" para ella es "concertos grossos" (¿no ve en la tapa del disco "Concerti Grossi"?). Y lo de los apellidos de los músicos es como para llorar. Ayer tuvo que decir Gershwin y supe de quién estaba hablando porque la obra anunciada era "Un americano en París", porque cuatro veces lo dijo y cada vez de una manera distinta, todas irreconocibles. Estoy temiendo que pongan la Sinfonía del Nuevo Mundo a ver qué hace con Dvorak.

Bueno, estoy un poco disolvente, pero es que he visto el panfleto que acompañaba al periódico, (¿quién paga esa publicidad?) ensalzando las maravillas de las reformas urbanísticas del Faraón de los Túneles, y se me han vuelto a poner las tripas negras. Además me han borrado el comentario que puse en ese famoso anuncio de qué pasaría si nunca pasase nada. Yo había escrito "¿Qué pasaría si Gallardón dejase de robar?" y como era con rotulador doméstico me lo han borrado. Voy a hacerme con un spray de pintura de coche...

7 comentarios:

Vanbrugh dijo...

Haz como yo, oye Radio Canada Classique por Internet. Ponen todo el rato una música estupenda (Radio Nacional, por algún motivo, se cree obligada de vez en cuando a incurrir en Schoemberg y otras sigloveinteces, y me obliga a mí a emigrar) y dicen lo que has oído en voz perfectamente audible y con una estupenda pronunciación... francesa, lo que es buenísimo para practicar. Y, curiosamente, programan mucha más música clásica española que Radio Clásica.

Mixolidius dijo...

Hace ya tiempo que estoy enormemente preocupado por el futuro de Radio Clásica. Me temo que en los planes de futuro de RTVE está cargársela. O al menos eso es lo que parece con los nuevos locutores que han sustituido a los "anticipadamente jubilados" como José Ramón Ripoll, Amparo García Novo o José Luis García del Busto. Bustos parlantes es lo que son, sin idea alguna de lo que están hablando. Qué triste.

Cigarra dijo...

Bienvenidos ambos a este humilde blog, qué gusto me da ver sus comentarios. Seguiré tus consejos, Vanbrugh. Cuánta razón tienes, Mixolidius.

La Uge dijo...

¿Te has dado cuén de que en TV SIEMPRE dicen metereológico?

Anoche me preguntaba si en los nuevos túneles del vía crucis de la M30 habría cobertura para móviles y me estaba imaginando un parto múltiple en un Simca 1000 (el 5 plazas con nervio) en mitad del medio. Esta mañana acaban de dar la buena nueva de que sí la habrá. Menos suerte tendrán los "naufragadores", que para esos sólo habrá un poquito.

Vanbrugh, se te echa de menos en los conciertos de la Cigarra. Saludos cordiales.

Cigarra dijo...

Otra buena emisora en internet para oir música clásica:
http://www.dr.dk/Musik/Klassisk/
Pero cuando voy en coche sigo oyendo Radio Clásica, porque además me he enganchado a los Clasicos Populares, qué le vamos a hacer

Cigarra dijo...

Oh, la, la Uge: no pienso ponerme de parto en los túneles así que me da igual si tienen o no cobertura. No me pillan a mi ahí dentro, como no sea que me equivoque (que creo que es facilisimo ¡como los madrileños somos tan brutos!)
Me temo que a consecuencia de las próximas elecciones me voy a tener que ir a vivir a Los Ancares. O mas lejos.

Odd Librarian dijo...

Llego tarde, llego tarde a los comentarios, como el conejo de Alicia, pero llego. El otro día reflexionaba yo precisamente sobre eso de los concerti grossi, en la ducha, que es cuando reflexiono yo. Me preguntaba ¿Cómo se diría, "los concertos grossi", "los concerti grossi", "i concerti grossi", o "los conciertos gordos"? Lo de gordos sin ninguna relación con el hecho de hallarme in puribus, en la ducha.
¿Por qué no anunciar en la Radio2 uno de los Concertos Gordos de Corelli, a ver qué pasa? Abundando en ello, anunciemos la radiación de la ópera "La Traviata" traduciendo el título por "La Perdida" (la extraviada no es tan expresivo), o de "Cavalleria Rusticana" por "Caballerosidad Pueblerina" o, en el colmo de la paradoja "Urbanidad Pueblerina".