miércoles, marzo 28, 2007

Quo usque tandem abutere, Gallardon, patientia nostra?

¿Lo ven? No se puede disfrutar tranquilamente de los aspectos plácidos de la realidad, como los que les comentaba en el post anterior, porque enseguida vienen los aspectos menos plácidos y nos meten un dedo en el ojo, para que no nos confiemos:


Va el Ayuntamiento como un padre amoroso y se gasta todo nuestro dinero y el que podamos tener en los próximos 40 años en hacer túneles a mansalva por aquí y por allá "ad maiorem Gallardoni gloriam" y los muy cerriles de los madrileños no los sabemos usar. ¡Si seremos brutos! ¡Pues no nos empeñamos en pasar por dentro de ellos! Si ya se sabe que los túneles son para que Gallardón salga en la foto de inaugurarlos, más que nada. Es que hay que ver cómo somos.
Así que, siempre velando por nuestros intereses, nos van a meter otra vez la mano en el bolsillo hasta el codo o mas adentro, a rebañar esos céntimos que se les escaparon en la última campaña de parquímetros, multas indiscriminadas y retenciones en nómina a los que no podemos ocultar nuestros ingresos como ellos, y van a publicar ¡dos millones! de guias informativas. ¿Y por qué no cuatro millones? Me parece fatal que pueda haber algún madrileño que se quede sin enterarse de cuándo y por qué no hay que usar los túneles, que luego se llenan y es una incomodidad.

Fíjense en la frasecita: "Una portavoz del Ayuntamiento dijo que se desconocía cuál será el coste económico de estas guías..." pero podía haber añadido perfectamente: "De lo que pueden estar seguros es de que las van a pagar ustedes, y de que algo se nos va a quedar entre las uñas, a los que hemos tenido la idea de publicarlas. Como de todo lo demás que venimos gastando de su dinero, por otra parte"
¿Y le volverán a votar?
Yo les aseguro que cada vez que alguien me dice eso de: "...pero está dejando Madrid precioso" me tengo que contener para no darle un puñetazo en las narices.
Si al presidente de mi comunidad de vecinos le diera por poner el pasamanos de oro, y forrar el ascensor de maderas nobles, y poner apliques de cristal de Bohemia para las luces, seguramente que dejaría la escalera preciosa, pero si lo hiciera con mi dinero y sin consultarme previamente, les aseguro que no volvería a ser presidente de mi comunidad. Porque le tiraría por el hueco de la escalera seguramente. Lástima que no pueda hacer lo mismo con nuestro amado edil.
He dicho.

7 comentarios:

Francisca dijo...

Cigarra veo que hoy no estás para pasarte el día cantando plácidamente. Supongo que lo del "cante" te lo has tomado más en serio. Lo de los túneles es para llevarlo a los monológos de humor: tiene una materia esplendida. Veo que pones tu atención en el tema de las publicaciones "educativas". Podría ser algo así como: "Sepa usted como circular por nuestra inextricable red viaria y, de todos modos,permítanos usted que le dígamos que dónde se ha sacado el carnet pues habrá que cerrar esa autoescuela ya que nuestros túneles tienen una entrada y una salida, sin otro misterio... ¿A qué viene tanto atasco?
Yo creo que lo que sospechan en el ayuntamiento de Madrid -por pura lógica- es que si hay tantos españoles capaces de comulgar con las patrañas del PP por qué razón van a ser personas normales e inteligentes las que usen los túneles, seguramente los atascos los producen los mismos que van a las manifas ¿no es verdad, ángel de amor? Venga, riete un ratito y no sufras.

Francisca dijo...

Cuando tengas un ratito, ¿querrás darme la dirección completa de tu blog para incluirte, con todos los honores, entre mis blogs favoritos?
Seguro que lo harás. Gracias.

La Uge dijo...

Fantástico que a algunos les pueda llegar un didáctico, vivo y motivador manual de instrucciones. ¿Con qué criterio se van a repartir: edad cronológica, edad mental, edad del carnet...? Espero que indiquen qué hacer cuando se estropee el vehículo y no haya arcén donde pararse, por muchos carriles que tenga el túnel.

Cigarra dijo...

Hola Uge: No es lo malo que se te estropee el coche, que ocurrirá y mas de una vez, sino que haya, Dios no lo quiera, un accidente grave, de los que se incendia algo, que no sería la primera vez que ocurre en un túnel. Aún recuerdo lo que ocurrió en un túnel bajo los Alpes hace años, en que un camión cisterna se incendió dentro. No recuerdo el número de muertos, pero fue pavoroso, lógicamente. Y aún, aún, uno comprende que para cruzar los Alpes pueda hacer falta un túnel. Pero ¿es tan alto el Manzanares? ¿Tan infranqueable?
No podemos bajar la guardia que este individuo seguro que no ha descartado el plan mas dañino de todos, el de "soterrar" la circulación del Paseo del Prado. Esperemos que la Tita Museos tenga suficiente peso económico para seguirle frenando.
Como dijo aquel paisano del Escorial ¿por qué no soterran a la P... madre del alcalde?
Como verás, Francisca, mmis cánticos son mas bien lamentaciones. Voy a leer tus versos, que levantan mucho el ánimo

Mixolidius dijo...

Lo malo es que los madrileños encima le váis a dar más concejales de los que ya tenía. ¡Cada cual tiene lo que se merece!

(Y en mi pueblo volverá a ganar el pitufo ese que quiere trasladar aquí la capital de la Comunidad. Como diría Forges: País)

La Uge dijo...

Lo del posible accidente dentro del túnel lo omití intencionadamente porque me da yuyu sólo pensarlo, es mucho peor. Si llegara el caso, que Dios no lo quiera, darán igual los manuales de instrucciones.
Ya me ha llevado la ruta varios días por el de la Avenida de Portugal. Alto, eso sí, mucha altura, pero en vertical no habríamos sacado a los infantes, si el autobús se nos llega a parar.
No apto para claustrofóbicos.

Francisca dijo...

Hoy ha publicado Forges un chiste en el que, entre otras cosas, alude al tema. Le he pedido a Raquel que te lo envie porque merece la pena. Perdona si lo conoces ya porque seas lectora del periódico. Te hará gracia si no lo hubieras visto aún.