martes, noviembre 20, 2007

Afinidades selectivas y otros asuntos municipales


¿Qué otro motivo puede haber para que el Ayuntamiento de Madrid se haya llenado de ratas mas que el hecho de que Gallardón haya sentado allí sus reales?
Dios los cría y ellos se juntan. Los animalitos no han hecho mas que buscar la compañía de sus iguales.

http://www.abc.es/20071113/madrid-madrid/ratas-tambien-llegan-nuevo_200711130253.html

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/11/12/madrid/1194893173.html

Y ya puestos ¿alguien se puede creer que Gallardón no estaba al tanto de lo que se cocía tras lo que se ha destapado como "Operación Guateque"? Y si no lo sabía (que no me lo creo ni harta de Cazalla) peor me lo ponen.

http://www.elpais.com/articulo/espana/detenidos/trama/corrupcion/ascienden/elpepuesp/20071114elpepunac_7/Tes

http://www.publico.es/espana/016812/guardia/civil/registra/sedes/urbanismo/medio/ambiente/ayuntamiento/madrid

¿Se acuerdan de aquellos relojes que además eran termómetros y servían para algo? Pues cuando anden por las calles de Madrid fíjense en las animaladas de paneles publicitarios que nos ha puesto Ramsés-Gallardón, que no sirven para nada, ocupan tres veces más. son un horror y destrozan el paisaje urbano.

http://www.adn.es/local/madrid/20071029/NWS-0192-Madrid-publicitarios-chirimbolos-invaden.html

¿Hasta cuando, Gallardón, seguirás abusando de nuestra paciencia?

4 comentarios:

Vanbrugh dijo...

Buenos días, querida Cigarra.
Como cualquier madrileño de recto sentir, dispongo de varias docenas de motivos por los que detestar cordialmente a nuestro señor Alcalde. Pero creo que el que más pesa en mi ánimo es lo que afea este blog tuyo, que normalmente es un remanso de paz optimista, cordial y bienhumorada y, en cuanto asoma por él el feo hocico de Gallardín, se vuelve hosco, antipático, pelín irracional y agresivo en un tono que no me gusta nada. No aconsejo a nadie que hable de política, pero si no queda otro remedio, desde luego desaconsejo a cualquiera, y especialmente a tí, mi querida Cigarra, que tan dotada estás para más nobles tareas, que lo haga de la manera en que, de vez en cuando, te da a ti por hablar del Alcalde o de la Sociedad General de Autores.

Ello no obstante V.I., con superior criterio, proveerá lo que por oportuno tenga.

Cigarra dijo...

Me acabo de dar cuenta de que con este comentario me he sentido como cuando los hombres del siglo XIX estaban hablando de política o economía, y la mujer pretendía inmiscuirse en la conversación y le decían: "Querida, vuelve a tus bolillos y a tus pasteles, que pensar afea mucho a las damas".

Vanbrugh dijo...

Vaya por Dios, ya he sido sibilinamente acusado de machista. Es una acusación inquisitorial en sí misma, cualquier intento de defensa no logra más que agravarla y acabar de retratarte como el machista irredento que, por lo visto, somos todos los varones por el mero hecho de no habernos suicidado ritualmente a los pies de la primera mujer que nos hizo la gracia de consentir nuestra presencia en el mismo mundo que ellas. (No, ni siquiera, ese suicidio sería añadido como prueba póstuma e irrebatible al expediente...)

En, fin, Cigarra ¿de qué me va a servir asegurarte que te hubiera dicho lo mismo, exactamente lo mismo, si te llamaras Rogelio, tuvieras bigote y tu blog se llamara "Grillos al atardecer"?

Cigarra dijo...

Bueno, vale, a lo mejor he estado un poco susceptible. Pero no me negarás que ese rábano tenía unas hojas muy adecuadas para agarrarlo por ahí.
Y haz el favor de no suicidarte, que este blog, sin tus comentarios, perdería la mitad de la sal y la gracia.