martes, noviembre 13, 2007

Las hojas del otoño

Foto : Carmina Gutierrez

El otro día un amigo me recordó los versos de "Cyrano de Bergerac", la obra de Edmond Rostand. Era una de las obras favoritas de mi madre, y como estaba tan mal de la vista que no podía leer, yo se la leía en voz alta, en francés, pues aunque no lo hablaba con soltura, lo leía y entendía perfectamente. Tanto es así que llegue a aprender de memoria algunos fragmentos, como la preciosa carta que Cyrano recita al final: "Adieu, Roxanne, je vais mourir..."
En fin, que me he puesto a releerla y he encontrado estos versos que vienen tan a cuento en esta época del año:

...Les feuilles! Comme elles tombent bien !
Dans ce trajet si court de la branche à la terre,
Comme elles savent mettre une beauté dernière,
Et malgré leur terreur de pourrir sur le sol,
Veulent que cette chute ait la grâce d'un vol !


(...¡Las hojas! ¡Qué bien caen! / En el corto trayecto de la rama a la tierra/ cómo saben poner una gracia postrera / y a pesar del terror de pudrirse en el suelo / quieren que su caída sea grácil como un vuelo!)

8 comentarios:

almudena dijo...

Arsvocis

Hola cigarra, no se como puñetas funcionan los blog, pero si no te ha llegado mi anterior comentario, volveré a repetirlo.

Me alegro que coincidamos en lo maravilloso que es el otoño. Te prestaría los chopos de mi ventana
pero no dispongo de otros.
Muy buena la foto y magnífico tanto el poema como su traducción.

Aprovecho para añadir que tus ventanas también me gustaron mucho. Deberías exponerlas.

Zafferano dijo...

Me encanta sentarme y mirar el mar. Podría pasarme horas hipnotizada viendo moverse las olas y el bailar de la espuma. Podría pasarme horas viendo hojas caer, como sólo lo saben hacer ellas, lentamente, en delicados giros eternos hasta posarse en el suelo a cámara lenta dejando un crujido seco y casi imperceptible en el aire. Podría pasarme horas...

Besotes

Cigarra dijo...

Arsvocis: ya me he aprendido el camino de tu blog y me verás mucho por allí. Si no te deja poner comentarios aquí, déjamelos en el tuyo, que entraré a verlos.
Gracias por tu visita

Zafferano, me da la impresión de que lo que te encanta es pasarte las horas... Por qué será que a mi me pasa lo mismo.
¿qué me dices de una buena chimenea?

Franziska dijo...

Que hermosa la manera de expresar que se puede ir hacia la muerte sin perder la belleza con la que se ha vivido.

Merece la pena llegar hasta aquí: nunca defraudas.

Un abrazo.

almena dijo...

Es cierto, son gráciles incluso para disponerse a morir...

Un abrazo!

Cigarra dijo...

Franziska: Gracias por tu confianza, y por tu comentario que resume tan bien lo que el poeta quería decir.

Almena: ¡qué poeticos nos pone el otoño!

Raquel Barbieri dijo...

Quel plaisir, d'entrer ici et trouver les verses des feuilles...

Gracias Cigarra por postear cosas bellas.

un abrazo desde Buenos Aires :)

Marcelo dijo...

Maravilloso. No conocía estos versos, que caen tan bien en este Buenos Aires otoñal. Por cierto, escuchaste "Otoño porteño" de Piazzolla?